Las otitis provocan intenso dolor y pérdida de audición

0
266

VERÓN.- Las otitis son las inflamaciones del oído, que pueden afectar al oído externo (otitis externas) o al oído medio (otitis medias). El oído externo está formado por el pabellón auricular (oreja) y el conducto auditivo externo mientras que el oído medio está formado por el tímpano y la cadena de huesecillos (martillo, yunque y estribo).

Las infecciones-inflamaciones del oído interno (caracol) se denominan laberintitis y son infrecuentes.

El origen de las otitis es generalmente infeccioso, bien provocado por bacteriashongos o virus.
Las otitis externas suelen ocurrir tras manipulaciones del conducto (limpieza con bastoncillos etc), cambios del pH de la piel (baños frecuentes en piscinas) o baños en aguas contaminadas. Por el contrario, las otitis medias están causadas por los resfriados y la otitis media secretora, siendo muy frecuente en niños y en las estaciones de frío. El consumo de tabaco, activo o pasivo, y la escolarización a edad temprana suponen un mayor riesgo a padecer estas infecciones.

Las otitis, tanto externas como medias, provocan intenso dolor, supuración y pérdida de audición. El aspecto de la superación es muy variable, desde color verdoso, amarillento e incluso marronaceo y sanguinolento.

El diagnóstico se fundamenta en la historia natural de los síntomas y la exploración otomicroscópica. La búsqueda de causas puede obligar a realizar endoscopias, para comprobar el estado de las fosas nasales, descartar rinitis, sinusitis, vegetaciones,  y ciertas analíticas.

Afortunadamente tienen buen pronóstico, curan en menos de una semana y habitualmente no dejan secuelas. Suelen requerir tratamientos antibióticos y antiinflamatorios. Pero, ¡cuidado! las infecciones de repetición pueden tener repercusiones negativas en la audición del paciente y suponen una limitación en el desarrollo lingüístico y comunicativo.

FuenteExterna