Rezagado

0
33

LA ROMANA. (Limber Ramírez/Especial para El Tiempo) Guaymate es un laborioso municipio que pertenece a la provincia de La Romana. Allí viven alrededor de 20 mil personas y hay más de 30 bateyes contabilizados. Desde su elevación de categoría en 1963, sus habitantes demandan obras tan básicas en áreas como la salud, deporte, educación y el servicio de agua potable. 

Lidia Ávila De La Rosa, presidenta de la Asociación Juntas de Vecinos de Guaymate y Bateyes, informó que las necesidades son varias, entre ellas refiere que el sector Los Cocos y Barreto necesitan la extensión de las redes eléctricas, para que las personas no tengan que conectarse de forma ilegal, con alambres no adecuado para esos fines. 

También, demandó que se suministre el agua potable a esos sectores y otros aledaños. Aseguró que la delincuencia está controlada, pero que la dotación policial de ese municipio solo cuenta con dos motocicletas y una camioneta que está muy deteriorada, por solicitó un vehículo para la Defensa Civil que no tiene. 

La necesidad más imperante de la comunidad, es la falta de agua potable, la cual obedece a que solo hay un tanque madre y una bomba sumergible que abastece a una población de 20 mil habitantes. 

A esos reclamos se unen María Esther Luis, residente en el barrio Los Cocos, quien demanda el asfalto en sus calles, recogida de basura y el agua potable. Refiere que tienen que pagar 130 pesos por un tanque de agua, o exponerse al peligro de cruzar la carretera principal para conseguir el preciado líquido. 

REQUERIMIENTO DE OBRAS 

Anatalia Antuan, administradora del Hospital Municipal de Guaymate, expresó la necesidad de ampliar la carpeta de servicios con la inclusión de las especialidades de ortopedia, nefrología, siquiatría, psicología, además de anestesiología y dermatología y nuevas camas en especial para las emergencias. El hospital cuenta con 11 camas y atienden unas 100 personas diarias. Pidió que se corrijan algunas filtraciones en los pasillos y que el Gobierno construya otro hospital más grande. 

Andrés Valdez, quien es carnicero y fundador del cuerpo de Bombero de Guaymate, narra que no tienen un matadero y por eso él y otros carniceros tienen que matar los animales en la acera de en frente de sus casas o hacerlo en la finca donde los compran y para poder traerlo sin problemas tienen que tener la aprobación del alcalde. 

En ese mismo tenor María Martínez, explicó que en una ocasión estuvo a punto de perder su casa por un fuego y cuando llamó a los bomberos, el camión estaba dañado y vinieron los bomberos del municipio cabecera de La Romana. “Cuando llegaron ya no se podía hacer nada, porque el incendio había consumido la casa de mis vecinos”, dijo Martínez. 

El mercader, Wilson Teodoro, comentó que el mercado municipal solo opera los fines de semana y que las 20 mesas asignadas a los vendedores no les alcanzan. Dijo, además, que las ventas están muy flojas, porque el mercado está muy lejos. Pidió a la alcaldesa reubicar el mercado más cerca a los barrios para que las personas lleguen más fácil. 

NECESIDADES DEPORTIVAS 

La comunidad de Guaymate presenta varias necesidades deportivas, ya que, aunque cuenta con dos play y un pequeño polideportivo, los jóvenes no tienen al personal que los entrene. 

El dirigente deportivo Manolo González, dijo que el deporte en Guaymate necesita un apoyo fuerte de parte del Gobierno central, porque solo tienen dos play, uno de béisbol y otro para softball, los que no son suficientes, porque en ellos practican 12 ligas y más de 300 niños. 

Expresó que no hay una cancha para fútbol, por lo que los jóvenes improvisan ligas en el estadio de béisbol y eso les complica aún más las prácticas, porque coinciden entre ellos. 

Mencionó que no reciben ninguna ayuda del Estado y que para practicar tienen que comprar las bolas, guantes, bates y demás útiles. “Guaymate necesita un apoyo grande en todas las áreas del deporte. Aquí no hay un representante del Ministerio de Deportes, estamos aquí a sol y agua. Necesitamos otro play y más apoyo. No recibimos nada, los niños que tienen guantes se lo prestan al que no tiene y así vivimos”, manifestó. 

PRIORIDADES EN LA EDUCACIÓN 

La comunidad cuenta con una matrícula estudiantil de más de 4 mil niños y jóvenes. La dirigente barrial, Lidia Ávila De La Rosa, solicitó la construcción de la Escuela Primaria de Hicayagua, ya que esa obra tiene varios años detenida. Esa situación obliga a que los padres tengan que inscribirlos en colegios o en otras escuelas de bateyes cercanos, porque la Escuela Profesora Ramona E. Cotes Morales tiene una sobrepoblación estudiantil. 

Además, pidió la colocación de reductores de velocidad en la calle José Francisco Peña Gómez, por la cantidad de accidentes que se registran aquí debido al exceso de velocidad. 

PROMESAS DE LA ALCALDESA 

La alcaldesa del municipio, Ivelisse Mercedes Méndez, sostuvo que en los casi dos años de su gestión ha trabajado de la mano con la comunidad y que ha construido miles de metros de aceras y contenes. Dijo que hizo la reconstrucción del parque central, parques infantiles, la iluminación de algunas calles y la construcción de puentes en comunidades apartadas. 

Señaló que la asignación de los 3 millones de pesos mensuales que recibe, los divide en obras, nómina, ayudas al Cuerpo de Bomberos, la Defensa Civil y dos personas que están trabajando en el área de Deporte de la Alcaldía. 

Prometió que este año iniciará la construcción de un boulevard y un pozo de agua en el río Chavón. La entrega de los 12 millones por parte del Gobierno lo invertirá en la remodelación del mercado y la construcción del matadero en el mismo lugar que operaba antes, el cual no han iniciado porque esperan el proceso de licitación que no se ha iniciado. 

Aclaró que en el Cuerpo de Bomberos se desvincularon algunas personas por vejez, y que va a solicitar personal más joven que puedan manipular las mangueras y otras herramientas. Agregó que el Ayuntamiento no está en condiciones económicas para comprar un vehículo a la Defensa Civil, pero que se están haciendo gestiones para un camión de bomberos y a la vez solicitar al nuevo jefe de la Policía Nacional una nueva camioneta para la dotación de Guaymate. 

A estas declaraciones se sumó, Delkis Neris Ortiz, director de Gestión Provincial de Guaymate, quien afirmó que el Estado tiene previsto en este año la realización de varias obras por más de 400 millones de pesos. Destacó entre ellas el asfaltado de las calles, alcantarillado y cloacas del sector Los Cocos, el boulevard, un polideportivo, canchas, pistas de atletismo y una cancha de fútbol.