Por sus características regularización de los venezolanos en República Dominicana es histórica

MÁS LEÍDOS

VERÓN. A finales del mes de enero, el Gobierno luego de una resolución emanada del Consejo Nacional de Migración, decidió poner en marcha en un plan de normalización únicamente dirigido a los ciudadanos venezolanos, que durante los últimos seis años han ingresado a territorio nacional, y permanecido a lo largo de ese periodo en condiciones migratorias irregulares, de acuerdo a lo que exige el ordenamiento jurídico dominicano en ese ámbito.

Es la primera vez en el país que se anuncia un plan de normalización del estatus migratorio destinado a una sola nacionalidad, que en los actuales momentos según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), representa la segunda más numerosa después de la haitiana.

A raíz de la sentencia del Tribunal Constitucional 168-13, que daba un plazo de 90 días a las autoridades para implementar un plan nacional de regularización, se convocó al Consejo Nacional de Migración para poner en práctica lo solicitado por el alto tribunal, lo que ya estaba plasmado en la Ley General de Migración Nº 285-04, en su artículo 151, que señala: “El Gobierno dominicano preparará un Plan Nacional de Regularización de los extranjeros ilegales radicados en el país”.

De ahí surgió el Decreto 327-13, que instituye el Plan de Regularización y que encargó de su ejecución al Ministerio de Interior y Policía. Es a partir de ese momento que se inicia su implementación de manera práctica, el cual se dedicó a preparar, en un periodo de seis meses, toda la metodología y la logística necesarias para hacerlo una realidad.

Este fue el primer plan de regularización que formalmente se hizo en el país, que fue extendido en dos ocasiones hasta mediados de 2016. En ese plan, aplicado en esa oportunidad y según datos del Instituto Nacional de Migración (INM), se acogieron 288,466 extranjeros de 116 nacionalidades, representando los nacionales haitianos el 97.8%, mientras que el resto de las nacionalidades representa aproximadamente el 0.3%.

De los inscritos en ese plan, 102,940 extranjeros aplicaron con la entrega de actas de nacimiento de su país de origen, 69,997 se inscribieron con cédulas, 95,164 con pasaportes y 20,345 sin ningún tipo de documento.

Ultimo proceso de regularización desarrollado en 2016.

Desde ese año hasta finales de enero de 2021, en el país no se había hablado de regularización a extranjeros. La llegada de migrantes tanto venezolanos como haitianos seguía creciendo significativamente como consecuencia de las situaciones políticas, económicas y sociales de ambas nacionales.

En el país, aún no hay cifras oficiales exactas de cuanto es la población migrante en condiciones migratorias irregulares. Sólo, tanto la Dirección General de Migración como la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) han contabilizado alrededor de 100 mil ciudadanos de Venezuela que están en territorio nacional en estatus migratorio irregular.

DESIGUALDAD

La actual gestión desde que asumió las riendas del país siempre han abogado por una solución pacífica a la situación que vive en Venezuela en estos momentos, además que han manifestado su respaldo a medidas proteccionistas para sus nacionales que están en República Dominicana.

En varias ocasiones, el presidente Luís Abinader se ha referido a esta situación y ha prometido buscar soluciones a la permanencia ilegal de los venezolanos en el país. Tal razón pudo haber llevado a las autoridades a diseñar un plan único y exclusivo para ciudadanos de la nación suramericana, sin tomar en cuenta a otros extranjeros en igual condición migratoria.

Para la abogada especialista en Derecho Migratorio, Glennys Haché, el plan de normalización para los venezolanos constituye un alivio a la difícil situación que enfrentan mucho de ellos en el país desde hace varios años más las condiciones críticas de su nación.

“Sin embargo, esperaba algo más respecto a esa resolución, porque estimaba que que estos extranjeros podrían regularizarse de otra manera que no fuese una forma limitativa a un permiso laboral o de estudio, que es lo que precisamente trata este plan. Esperábamos que se pudieran regularizar normalmente bajo otro estatus de residencia”, sostuvo Haché.

Aseguró que si bien este plan se pudiera considerar justo y oportuno por la situación particular que enfrentan los venezolanos y que en años anteriores Venezuela recibió a muchos dominicanos, esperaba que el plan fuera más inclusivo y extensivo a los ciudadanos de todas las nacionalidades que en República Dominicana permanecen con estatus migratorio irregular.

A su juicio, la Ley 285-04 de Migración requiere una revisión y actualización de sus disposiciones que permita mayor facilidades a los extranjeros de regularizarse más efectivamente.

Silverio Francois, representante de Asociación Dominico-Haitiano en la provincia La Altagracia, expresó que apoya a la decisión del Gobierno de ejecutar un plan de normalización a los ciudadanos venezolanos, que al igual que sus compatriotas haitianos, enfrentan situaciones económicas, políticas y sociales adversas en sus respectivas naciones.

No obstante, para Francois el plan debió ser más inclusivo tomando en consideración que los extranjeros haitianos representan un gran número en el país, además que otros extranjeros requieren igualmente regularizar su estatus migratorio.

“Ya en otras oportunidades habían existido planes en lo que se incluía a haitianos, venezolanos, rusos, colombianos y de todas las demás nacionalidades. Hay mucha gente que necesita un permiso legal para poder aunque sea trabajar y también ayudar a su familia”, indicó Francois.

El plan de normalización que inicia formalmente hoy lunes cuenta con condiciones excepcionales y por tanto facilidades para quienes pueden acogerse a él. Pueden utilizar pasaporte vencido, partida de nacimiento sin legalizar o apostillar y presentar el requisito de No Antecedentes Penales expedido por la Procuraduría General de la República Dominicana, sin necesidad de formalizar estos trámites ante la embajada dominicana en Venezuela.

Los venezolanos que apliquen para este proceso, tanto de permanencia en el país, como de permiso laboral o estudio, deben cancelar varios montos entre la suma de cada uno de los requisitos que se le exige. Se calcula alrededor de 25 mil pesos por venezolano.

Los venezolanos que aplican para este proceso son los que han llegado desde enero 2014 hasta marzo 2020.

RESPALDO

El jefe de Misión de la Organización Internacional para las Migraciones, Josué Gastelbondo, en reiteradas ocasiones ha valorado como positivo el plan de normalización de la población venezolana que será implementado por el Gobierno dominicano.

Estima que el principal desafío de la población venezolana para aportar más a la economía y al desarrollo de República Dominicana es contar con un estatus migratorio regular, tener documentos de trabajo, estudio y reunificación familiar.

“Lo ideal es que se complementen con medidas que promuevan la migración regular y ordenada en el caso del control fronterizo”, aseveró con relación a los haitianos que ingresan al país sin documentación exigida.

- Advertisement -

MÁS NOTICIAS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -

ÚLTIMAS NOTICIAS