lunes, septiembre 20, 2021

Plaza artesanal Miguel Seijas en La Romana abandonada a su suerte

MÁS LEÍDOS

LA ROMANA. La plaza artesanal Miguel Seijas Herrero, ubicada en la calle Fray Juan de Utrera en esta ciudad, se construyó con el propósito de sustituir el mercado municipal de entonces, el cual fue víctima de un voraz incendio que lo destruyó en su totalidad, lo que se tradujo en cuantiosas pérdidas económicas y materiales para los comerciantes que estaban instalados en dicho lugar.

La creación de este proyecto se convirtió en un constante reclamo por parte de la Asociación de Mercaderes Romanenses (AMER), y tras producirse un consenso entre el Ayuntamiento y los comerciantes afectados, para el año 2006 se suscitó un acuerdo entre las autoridades del Cabildo de La Romana y los negociantes, para la entrega formal de un área comercial, que sería destinada para la construcción de una plaza, la cual tardó unos seis años en ser fabricada.

La inauguración de esta obra se efectuó a mediados del mes de julio del año 2012, durante el tercer y último gobierno del expresidente de La República, Leonel Fernández, y la misma representó al Estado dominicano una inversión de 130 millones de pesos.

Sin embargo, pese a sólo tener nueve años de existencia, sus instalaciones se deterioran con facilidad a la vista del gobierno local y de las autoridades provinciales.

La razón principal por la que este centro comercial luce en avanzado estado de detrimento, se adjudica a que luego de ser construida duró dos años cerrada. Esto, debido a conflictos entre los comerciantes y un patronato, que fue creado a través del decreto 415-12, el cual se encargaría de la distribución, formalización de contratos y la creación de un reglamento para su funcionamiento.

Igualmente, de la limpieza, gastos corrientes de energía, agua, mantenimiento y cualquier mejora que haya que hacer en el proceso de su funcionamiento, garantizando la limpieza, el ornato y cualquiera otra actividad que vaya en beneficio de dicha plaza.

Sin embargo, los mercaderes debían pagar una renta superior a los ocho mil pesos para poseer un cubículo dentro del lugar, situación que no pudieron solventar por la ausencia de compradores, por lo que decidieron retirarse.

OTRA DISPUTA

Otro de los conflictos que se suscitan en torno a esta plaza es que además de la reubicación de los comerciantes, también se les debía entregar contrato de locales a aquellas personas que se dedicaban a la fabricación y venta de artículos artesanales de producción nacional. Sin embargo, esta disposición no se cumplió a cabalidad lo que generó disgusto entre los artesanos locales.

El artesano, Víctor Solimán, quien lleva más de 18 años en el oficio, asegura que las autoridades de ese momento se manejaron muy mal, ya que asegura tomaron la iniciativa de involucrar a los artesanos en el proyecto para conseguir con mayor facilidad la construcción de la plaza, porque el gobierno central no iba a disponer de más de cien millones de pesos para la fabricación de un mercado municipal y más porque se había creado uno recientemente.

“Aquí le dieron los cubículos a los comerciantes que perdieron sus mercancías en el incendio, pero el grupo restante fue seleccionado al dedillo por parte de la directiva del patronato y gran parte de nosotros no fuimos tomados en cuenta”, dijo.

Solimán aseguró que la plaza pertenece al estado dominicano y aún así hay personas que han vendido los cubículos que le fueron otorgados a través de un contrato, lo que condena de manera enérgica. “No hay derecho a vender, esto no es una propiedad de nadie, esto es del gobierno, lo que tenían que hacer era un traspaso del local, pero han hecho lo que han querido”, sostuvo el artesano.

Artesano Víctor Solimán.

Es por todas estas diferencias, mal manejo administrativo y desacuerdo entre las partes involucradas, que la plaza artesanal en este momento, pese a contar con 96 espacios comerciales, sólo están funcionando la mitad de ellos, lo que provoca que sus instalaciones se dañen con facilidad por la poca frecuencia en la que son utilizadas.

Cabe destacar que el patronato estaba compuesto por Enrique Martínez, quien era el presidente, Teodoro Ursino Reyes, quien fungía como vicepresidente, al igual que Juan Antonio Adames, Mónica Lorenzo y Osvaldo Cruz Báez, entre otras personalidades del ámbito político y fue derogado debido a una solicitud del diputado Eugenio Cedeño.

VERSIÓN COMERCIANTES

Por su parte, el comerciante Félix Suárez, quien forma parte de la nueva directiva de la plaza artesanal, dijo que como el mercado estaba en malas condiciones solicitaron que se reconstruyera el mercado. Entonces las autoridades de ese momento dijeron que iban a hacer una plaza artesanal, en vista de que esta ciudad es un polo turístico de mucha importancia.

“Hubo muchas confrontaciones, entre las autoridades de ese entonces y nosotros que estábamos sindicalizados”, dijo Suárez. Con relación a la queja de los artesanos de no tener cubículos en la plaza, aseguró que hasta ahora “yo con respeto a esa situación no tengo mucho que abundar”. Indicó que es artesano y miembro de una asociación de La Romana, pero entiende que “la mayoría de los artesanos trabajan en su casa o en un patio cualquiera, vienen y les venden la mercancía a los empresarios y éstos son los que dicen que ellos son artesanos, pero la cosa es muy diferente”.

POSTURA DE AUTORIDADES

Para evitar que esta edificación siga desgastándose y empiece a funcionar de una vez y por todas para lo que fue creado, las autoridades provinciales están buscando la forma de reunirse con los comerciantes y artesanos para llegar a un acuerdo y que todos puedan beneficiarse de dicha plaza comercial.

Al ser cuestionado por El Tiempo con relación a este tema, el senador por esta provincia, Iván Silva, dijo que “vamos a tener una reunión con la gente del patronato y con los comerciantes, porque nosotros queremos remozar y darle mantenimiento a esa estructura. La vamos a intervenir, pero primero vamos a pedir permiso e ir a conversar con las autoridades que manejan ese lugar y vamos a ver que se puede hacer”, explicó el legislador.

Silva manifestó desconocer la raíz del problema que radica en dicha plaza comercial, sin embargo, precisó que en las próximas semanas se reunirá con las partes involucradas para escuchar su postura y solucionar el inconveniente.

A estas declaraciones se sumó la gobernadora provincial Jacqueline Fernández, quien visitó recientemente el lugar y dijo que desde el organismo gubernamental al que representa se está trabajando en la recuperación de dicha plaza. “Primero sostuvimos una reunión informal con alguno de los mercaderes y ya luego tendremos el encuentro con todas las autoridades con el propósito de relanzar este centro comercial”, aseveró.

- Advertisement -spot_img

MÁS NOTICIAS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -spot_img

ÚLTIMAS NOTICIAS