Dos violadores de niñas son sentenciados a 20 años de cárcel

0
143

PUNTA CANA. A 20 años de prisión fueron sometidos dos hombres por violar a menores de edad.

El ministerio público informó que uno de los hombres resultó culpable de la violación de su hijastra en el sector El Valiente de Santo Domingo Este, y el otro, en San Cristóbal, por violar a una niña de durante ochos.

El Segundo Tribunal Colegiado de Santo Domingo Este condenó a 20 años de cárcel y al pago de una indemnización de un millón de pesos al hombre que violó sexualmente a su hijastra menor de edad.

El culpable de violación, de 36 años de edad, violó varias veces a la niña de 12 años, siendo sentenciado por la jueza Josefina Ubiera, a cumplir la pena máxima por ese delito en la Penitenciaría Nacional de La Victoria.

El expediente instrumentado por la fiscal investigadora Yessica Martínez establece que la madre de la víctima había notado que su pareja se levantaba de la cama y juntaba la puerta de la habitación y por esta razón comenzó a vigilarlo.

Agrega que en fecha 22 de junio de 2021 la señora vio al procesado entrando a la habitación de la menor de edad, motivo por el cual lo confrontó y él negó los hechos, pero luego cuando él se fue a trabajar, la mujer cuestionó a la niña sobre lo que sospechaba de su pareja y ahí se enteró de todo lo ocurrido.   

Por otra parte, el Tribunal Colegiado de San Cristóbal impuso también una condena de 20 años de prisión a un hombre que violó sexualmente a una niña desde los siete hasta los 15 años de edad.

El fiscal Aurelio Cuevas Román demostró ante el tribunal la gravedad de los hechos cometidos. El sentenciado deberá cumplir la pena en el Centro de Corrección y Rehabilitación Najayo Hombres de San Cristóbal.

El agresor, quien fue detenido al cometer el hecho de manera flagrante, aprovechaba cada ocasión en la que se encontraba a solas con la infante para agredirla sexualmente y golpearla si intentaba resistirse a sus abusos.  El órgano de justicia mostró con evidencias cómo amenazaba e intimidaba a la víctima para que no revelara lo sucedido.