Luego de suicidio en Hospital de Higüey directivos reforzarán seguridad interna

0
278

Romayra Morla / [email protected]

HIG�EY. El director del Hospital Nuestra Señora de La Altagracia, Héctor Julio Rincón, dijo que luego del suicidio de un paciente en una de las salas de ese centro de salud, deprimido porque alegadamente le diagnosticaron el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH), fortalecerán las medidas de seguridad interna, especialmente la de los pacientes.

El paciente que tomó la funesta decisión de quitarse la vida con una sábana fue identificado como Luís Calderón Castillo, de 56 años. â??El paciente, sin mediar palabras con nadie ni dar indicios al personal que estaba a su alrededor de que tenía un estado depresivo severo, entró al baño y con una sábana se ahorcóâ?, explicó Rincón.

Ante este hecho trágico, el directivo del hospital consideró que como centro de salud se debe profundizar más en la parte emocional de los pacientes, sobre todo cuando no aceptan el diagnóstico de una enfermedad y se niegan a buscar ayuda para tratar su patología, como era la situación de Calderón Castillo.

Este hecho ocurrió el pasado día 5 de junio. El doctor Rincón dijo, además, que aunque no es común, tiene conocimiento de que en otros hospitales del país se han presentado casos de suicidios de pacientes. Sin embargo, asegura que en Higüey es la primera vez que se registra un episodio de esta naturaleza, por lo que insistió en que tomarán más medidas de seguridad.

Asimismo, detalló que Calderón Castillo era un paciente que tenía poco tiempo ingresado en el hospital, en el área de hombres. La noche que se suicidó estaba acompañado de su esposa.

Julia Calderón, ex cuñada de Calderón Castillo, expresó que ella fue la persona que lo llevó al hospital para que fuera atendido. Detalló que él se sentía deprimido y avergonzado, porque había sido diagnosticado con una enfermedad a la que no quiso llamar por su nombre, pero que se rumora era VIH.

También, expresó sentirse consternada y triste, ya que el padre de sus sobrinos era un hombre bueno, trabajador y tranquilo. Hasta el momento de su muerte, Calderón Castillo residía en la comunidad de La Ceiba, junto a su esposa, la cual también se encuentra aquejada de salud, y un hijo de 17 años.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí