VER TRANSMISIÓN EN VIVO

VER TRANSMISIÓN EN VIVO

Los niños del 2020

MÁS LEÍDOS

VER�N. Por esa razón nace la duda de cómo se manejarán los padres de niños nacidos en los últimos tres años, principalmente los del 2020, ya que para ellos los infantes nacidos en esas fechas se han visto privados de esa libertad por el encierro causado por la pandemia del coronavirus. María del Mar Aruani, especialista en psicomotricidad y en neuropsicología cognitiva, dijo que la actual situación por la pandemia tiene aspectos negativos en las edades tempranas, pero todo depende del contexto en el que el infante se desarrolle.

Asimismo, explicó que los niños son puramente sensoriales, aprenden a través de los sentidos, son simples, resilientes y son felices mientras estén en un ambiente sano. En los primeros años de vida su cerebro tiene más plasticidad cerebral, lo que significa que se moldea con mucha facilidad cuando adquieren conocimientos y experiencias, lo que favorece a la asimilación del conocimiento. Su desarrollo se divide en cuatro áreas: cognitivo, motor, social y afectivo.

Todos van de la mano, dependiendo de qué actividad predomina más en ellos. La neuropsicóloga manifestó que en el área motora el niño necesita libertad, ellos deben explorar y descubrir por su cuenta y saber que son capaces de lograr lo que se proponen, por eso los adultos deben ser flexibles en esta etapa de sus vidas. En lo socio-afectivo es importante que se sientan amados y cuidados. Aclaró que socializar no es solo ir al colegio a jugar con amigos, sino también saber dónde se lava la ropa, de dónde sale el agua, que no puede acercarse a la estufa porque quema, estas son cosas a través de las que desarrolla el lenguaje.

â??El uso de la tablet en estas edades tan sensibles, puede traer consecuencias a nivel cerebral y social, porque es un instrumento que no deja socializar y al usarla no saben si llueve, si hay sol, entre otras cosasâ?, señaló. El área cognitiva está relacionada con el conocimiento, por ser la parte en dónde va recopilando sus experiencias, ideas y conceptos nuevos, y se va modificando a medida que van experimentando nuevas vivencias.

La neuropsicológa informó que posiblemente un niño nacido en el año 2020 no recuerde lo que se está viviendo en este momento, pero sí absorbe de su entorno todas las emociones, cambios, sentimientos de su familia comenzando desde la barriga de su madre. En el caso de los que nacieron en el año 2018, que aunque si llegaron a socializar con otras personas, les tocaba en esta fecha ingresar por primera vez al colegio, pero al no poder hacerlo esto no les afecta del todo el hecho de no empezar a relacionarse con otros niños, ya que no interfiere en su desarrollo tener que iniciar las clases de forma virtual o posponer su proceso de aprendizaje.

Este proceso nunca se interrumpe ni se pospone, porque el niño de todo saca un aprendizaje, ya sea en su casa, con los vecinos, en el supermercado, en el carro o en cualquier otro lugar pueden avanzar. â??Lo que sí es preocupante en esta edad, es que el uso de mascarillas hace que no se puedan observar las emociones de las personas, si sonríen, si hablan, no pueden besar, ni ser besados por familiares o amiguitos. Se han limitado los abrazos, el contacto físico, una caricia en la cabecitaâ?, afirmó Aruani.

Artículo anteriorCon el ánimo en el suelo
Artículo siguienteDonativos
- Advertisement -

MÁS NOTICIAS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -

ÚLTIMAS NOTICIAS