La otra cara de los accidentes de tránsito

0
26

EL SEIBO. Las consecuencias posteriores a un accidente en las vías de República Dominicana, son percibidas en dos grandes resultados: dificultad para volver a reinsertarse en el mercado laboral y una pobre cobertura de seguridad social, dejando secuelas emocionales y económicas no solo en la víctima, sino también en los familiares. 

De acuerdo con proyecciones, en República Dominicana existe un promedio de siete a nueve personas muertas cada día y cerca de 400 lesionadas en accidentes de tránsito. El Programa de Reducción de Muertes por Accidentes de Tránsito (Premat), indica que Santo Domingo, Santiago, La Vega, San Cristóbal, Baní, Higüey y La Romana se posicionan como las zonas donde ocurren más accidentes. 

En las estadísticas que maneja el hospital Teófilo Hernández de El Seibo, desde 2019 a la fecha, ocurrieron 1,003 accidentes, de ellos 383 se produjeron en 2019. La Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (Digesett), en El Seibo, tiene reportes recientes de 38 accidentes entre mayo y junio de este año. 

De esta cantidad, se desprende el dato de que quienes ocuparon la posición delantera fueron jovencitos entre 20 y 29 años. Según agentes de la Digesett, en un mes pueden ocurrir hasta 22 accidentes en esta localidad, la mayoría por choques, siendo los más fatales los que son producto de exceso de velocidad. En mayo murieron cuatro personas por esta causa, y en junio 17 se registraron accidentes entre vehículos y motocicletas. 

Muchos de los accidentados terminan con lesiones graves o en el peor de los casos, perdiendo la vida. Las estadísticas del Observatorio Permanente de Seguridad Vial (OPSEVI), indican que los jóvenes son el segmento poblacional a nivel nacional que más afectado se ve, y cerca del 88 por ciento del total son con edades comprendidas entre los 15 y 34 años. 

TESTIGOS 

Fior Puente, quien hace dos años perdió a su hijo de solo 18 años cuando este hacia una carrera a bordo de una motocicleta y murió al instante, relató que cada vez que ocurre una nueva muerte producto de un accidente automovilístico, “es como si nos pasara de nuevo”, por lo que ruega para que esto pare y se realice una campaña efectiva. 

Narró que su hijo desde adolescente aprendió a conducir y desde el momento que notó que le gustaba la velocidad, su vida cambió; pasó a convertirse en un mar de incertidumbre cada vez que sonaba una sirena y él no estaba en casa, ya que en dos ocasiones se había accidentado y tenía prohibido usar motores. 

“Sé que toda madre que tiene un hijo que le gusta correr, le pasa lo mismo y aún más cuando vemos que tantos jóvenes pierden la vida en estos accidentes, sea por alta velocidad o por carreras. Mi vida cambió cuando a mi hijo empezó a gustarle la adrenalina. Si ellos supieran el dolor que dejan a sus familias, no lo hicieran”, manifestó Puente. 

Otra desgarradora historia producto de un accidente es la de Mirtha Mercedes, quien ha sufrido en carne viva las secuelas que padece su esposo luego de accidentarse. Explicó que la vida les cambió en 2019, mientras este llevaba a su hija al colegio y, al tratar de evitar ser chocado, perdió el control y se precipitó. 

Perdió sus facultades mentales por un coágulo en la cabeza a raíz del accidente. Hoy, con 40 años y después de dos cirugías, no puede insertarse en el mundo laboral. Mercedes narró lo difícil que ha sido costear los medicamentos porque el seguro social no los cubre, aunque la cobertura fue casi total en las cirugías. Con ayuda de la familia adquieren las costosas medicinas ya que su esposo debe tomarlas de por vida. 

COBERTURA 

Las distintas Administradoras de Riesgos de Salud (ARS) tienen como monto de cobertura 808 mil 820 pesos por persona en planes básicos. Esta cantidad varía en los distintos planes adicionales con que cuentan las ARS. Cabe destacar que se des- tina aproximadamente el 72% de los presupuestos de centros hospitalarios especializados para estos casos. 

En 2018, el Consejo Nacional de Seguridad Social (CNSS), mediante la resolución No. 454-02, extendió el plazo de cobertura de atenciones médicas por accidentes de tránsito para los afiliados del Régimen Contributivo y Subsidiado. Se incrementó la cobertura de 40 a 60 salarios mínimos cotizables. 

Esto implicó de un tope de cobertura de RD$488 mil pesos a más de RD$700 mil pesos para los afiliados que sufran un accidente de tránsito. El aumento per cápita y la cobertura fueron efectivos en octubre del 2018, independientemente de eso, afectados tienen que costear miles de pesos para cubrir medicamentos, muchos con ayudas de familiares e instituciones. 

Solo las ARS afiliadas a la Asociación Dominicana de Administradoras de Riesgos de Salud (Adars): Asistanet, Yunén, Palic, Primera ARS Humano, Universal Monumental y Simag, alegaron que entre 2012 y 2018 tuvieron un déficit de RD$1,491.2 millones en las atenciones en salud por accidentes de tránsito. Sostuvieron que recibieron RD$2,442.8 millones y tuvieron costos por RD$3,933.9 millones. 

CAUSAS 

Según datos del Programa de Reducción de Muertes por Accidentes de Tránsito (Premat), los accidentes se deben a que los lugares donde ocurren son de mucha movilidad vial, sobre todo con el uso de motocicletas para trasladar a empleados públicos y privados. A esto se le suma el exceso de velocidad por parte de conductores y la falta de señalización en la mayoría de las vías. 

Las muertes por lesiones en choques represen- tan un 54%, atropellamientos 23% y deslizamientos 12%. De estas causantes y situaciones, la región Este no escapa, a diario se conocen de sucesos trágicos que llevan luto y dolor a las familias en las distintas provincias que conforman la zona. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here