Mañana es 11 de septiembre y en 20 años murieron 2mil militares en misión de Estados Unidos en Afganistán

0
138

PUNTA CANA. De acuerdo a un informe del Comando Central de Estados Unidos (CENTCOM), actualizado hasta el mes de abril de 2021 durante los 20 años que permanecieron las tropas norteamericanas en Afganistán murieron dos mil 461 miembros de las fuerzas estadounidenses. «No ha sido una misión barata.

El coste han sido dos mil 461 soldados estadounidenses muertos y más de 20,000 heridos», dijo el jefe del CENTCOM, general Frank McKenzie, quien también señaló que la retirada significa el fin del componente militar de la evacuación, pero también el final de la misión que comenzó hace casi 20 años en Afganistán, poco después del 11 de septiembre de 2001.

La semana pasada Estados Unidos informó que Chris Donahue, comandante de la 82 División Aerotransportada del Ejército de este país norteamericano, era el último soldado que se encontraba en Kabul, capital de Afganistán, y fue retirado luego de que el presidente Joe Biden anunció el retiro total de sus tropas.

Los últimos militares que murieron en Afganistán fueron reportados la última semana de agosto cuando funcionarios de Salud de ese país confirmaron la muerte de noventa personas entre ellas trece militares estadounidenses.

El retiro de las tropas norteamericanas, de unos 2,500 soldados, comenzó en abril de este año cuando el presidente de los Estados Unidos estableció que ya no había un motivo político por el cual debería mantener las tropas en Afganistán.

Este anuncio provocó rechazo por algunos grupos y desencadenó una ola de protestas en diferentes partes de Afganistán, mayormente por parte de las mujeres, ya que con las restricciones de los talibanes perderán algunos beneficios, entre ellos el derecho a estudiar, cubrir sus rostros totalmente y salir a las calles acompañadas de un hombre.

TRASLADO DE SU MISIÓN DIPLOMÁTICA

Por su parte, el secretario de Estado, Antony Blinken, dijo que Washington trasladará a Catar su misión diplomática en Afganistán, la cual estará capitaneada por el que ha sido hasta ahora el encargado de negocios de la embajada en Kabul, Ross Wilson.

Desde Doha, capital catarí, se ofrecerán servicios consulares, además de gestionar ayuda humanitaria para Afganistán y se trabajará con los aliados y socios para coordinar el trato con los talibanes. “La misión militar ha acabado. Una nueva misión diplomática ha empezado», informó Blinken.