Independentistas protestan por acuerdo entre España y Francia

0
139

PUNTA CANA. Unos 6.500 independentistas, según la Guardia Urbana, han protestado esta mañana en la avenida María Cristina de Barcelona a las puertas del Museu Nacional d’Art de Catalunya (MNAC), donde se celebra la cumbre hispanofrancesa, una concentración en la que el líder de ERC, Oriol Junqueras, ha sido abucheado.

El movimiento independentista se ha congregado en Barcelona para escenificar que el proceso soberanista continúa vigente, así como para denunciar que no hay «normalidad» en Cataluña, una protesta que la Asamblea Nacional Catalana (ANC), una de las entidades convocantes, ha elevado a una cifra de 30.000 asistentes.

Por su parte y momentos antes del inicio de la cumbre, el presidente de la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonès, ha trasladado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en una breve conversación informal, que el proceso independentista «no ha acabado» y ha asegurado al presidente francés, Emmanuel Macron, que «Cataluña quiere ser un socio europeo».

Aragonès ha participado en los saludos institucionales previos a la cumbre que se celebra en el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC), si bien se ha ausentado de la ceremonia de honores militares y la interpretación de los himnos nacionales. Además de esos poco más de 30 segundos de conversación durante el saludo inicial, Sánchez y Aragonès han mantenido después otra breve charla a solas, de algo más de dos minutos.

Por parte de las entidades soberanistas han asistido la presidenta de la ANC, Dolors Feliu, el de Òmnium Cultural, Xavier Antich, el de la AMI, Jordi Gaseni, y los miembros del denominado Consejo de la República Antoni Castellà y Aurora Madaula.

Ondeando banderas independentistas, los manifestantes han coreado consignas contra los gobiernos francés y español -«Ni Francia, ni España, països catalans». En los carteles que han exhibido se pueden leer mensajes como «nada se acaba hoy», «Govern de Catalunya, dónde estás» y «no pararéis la autodeterminación de los países catalanes».

Las entidades convocantes se han hecho una fotografía conjunta en las escaleras del MNAC, al pie de las cuatro columnas de Puig y Cadafalch, donde se ha leído un manifiesto.

«Pedro Sánchez y Emmanuel Macron pretenden vender una imagen de normalidad, pero la realidad es tozuda. Una foto provocadora no convertirá España o Francia en estados más democráticos sino más hipócritas», afirma el manifiesto.

En el texto, los firmantes subrayan que en los «Países Catalanes no hay normalidad sino un conflicto político no resuelto», e indican que la «única normalidad democrática» es «la movilización continua y transversal» para alcanzar «la república catalana».
«Dentro de este Museo de Arte está el Gobierno de un Estado que encarcela artistas», agrega el manifiesto.

El presidente de ERC, Oriol Junqueras, ha reivindicado que el «procés» independentista «no ha terminado»: «Hemos venido para decirle a (Pedro) Sánchez que aquí no ha acabado nada».

Junqueras, antes de empezar la concentración a los pies del Museo de Arte Nacional de Cataluña (MNAC), ha añadido: «El independentismo sigue bien vivo. El conflicto no ha terminado porque sigue habiendo represión contra los catalanes en forma de persecución económica y de juicios».

Fuente EFE