martes, abril 23, 2024
InicioInternacionalEl Congreso paraguayo avala el subsidio para rebajar los...

El Congreso paraguayo avala el subsidio para rebajar los precios a los carburantes

PARAGUAY.- El Congreso de Paraguay aprobó este jueves un esperado proyecto de ley para subsidiar de forma transitoria el descuento que la petrolera estatal dispuso para dos de los carburantes de mayor demanda en el país.

En una sesión extraordinaria, los diputados debatieron una propuesta con «medidas transitorias de contingencia» para la venta «con precios preferenciales» del diésel tipo III y la gasolina de 93 octanos por parte de Petróleos Paraguayos (Petropar).

Esos carburante surten al sector productivo, en particular a los camioneros, que amenazaron con trasladar a Asunción los bloqueos que mantienen desde hace dos semanas en el resto del país.

El proyecto fue avalado en la noche del miércoles por el Senado y ahora aguarda por la sanción presidencial.

En concreto, la propuesta contempla que Petropar pueda fijar los precios para cada combustible «priorizado» y que el Gobierno compense o reponga de forma gradual los recursos que la estatal invierta para aplicar el descuento.

Además, prohibió, de forma «permanente», los cupos de combustibles a autoridades y funcionarios.

También establece que Petropar solo podrá vender un máximo de cinco litros de carburante subsidiado a los vehículos extranjeros en las ciudades fronterizas.

Las disposiciones sobre los precios estarán en vigor por un plazo de dos meses, que «en ningún caso» podrá ser prorrogado por más de 30 días.

El proyecto difiere del enviado por el Ejecutivo, que preveía un fondo de 100 millones de dólares de un crédito extranjero y subsidiar a todos los distribuidores del mercado.

La legisladora opositora Kattya González se quejó de que, pese a la aprobación, «no hubo un solo diputado que haya hablado bien del proyecto».

«La norma en sí no tiene ningún respaldo presupuestario», advirtió.

El presidente de la Federación de Camioneros del Paraguay, Ángel Zaracho, se declaró «muy conforme» con el aval legislativo, aunque supeditó el fin de la protesta a la sanción presidencial.

El subsidio, sin embargo, abrió un nuevo flanco de conflicto, ya que la Asociación de Propietarios de Estaciones de Servicio y Afines (Apesa) redujo desde este jueves a la operación en sus locales, en protesta por lo que consideran una «competencia desleal».

(c) Agencia EFE