martes, julio 16, 2024
InicioInternacionalCastillo y Fujimori compiten entre ataques personales en su...

Castillo y Fujimori compiten entre ataques personales en su primer cara a cara en Perú

LIMA. El populismo, la demagogia y la xenofobia reinaron este sábado en el primer cara a cara entre Pedro Castillo y Keiko Fujimori, un improvisado debate al que los dos candidatos de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Perú se habían retado y emplazado en los días previos.

Este duelo y lleno de ataques personales entró en la historia política de Perú por ser el segundo debate presidencial que se celebra fuera de Lima y el primero en una zona rural, ya que tuvo como escenario Chota, un pequeño pueblo de los Andes peruanos de cuya provincia es oriundo Castillo.

El candidato actuaba de autoridad local, pues en esa provincia fue el más votado en la primera vuelta con el 66 % de los votos frente al 5 % de Fujimori.

A la una de la tarde en la plaza principal de Chota era la cita, organizada en tiempo récord y de manera paralela a los dos debates presidenciales que espera celebrar el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) con ambos candidatos, una propuesta que aún no ha sido aceptada por el partido de Castillo.

«Si Fujimori quiere debatir, le espero en Chota», dijo Castillo esta semana, un reto que no amilanó a Fujimori, quien aceptó la propuesta de debatir contra su rival en su tierra y con las condiciones que él pusiera.

Pese a que la hija y heredera política del expresidente Alberto Fujimori (1990-2000) llegó media hora tarde a la cita, el debate se celebró ante la expectación de toda la población de Chota, que se concentró sin respetar las medidas de seguridad frente al covid-19 aunque solo un pequeño grupo pudo entrar a la plaza.

«Después de poner tantas excusas, finalmente tuve que venir hasta aquí para hacer un intercambio de ideas. Espero que nos podamos ver también en los próximos debates», señaló Fujimori.

El debate, moderado por los periodistas locales Carlos Idrogo y Henry Flores, se estructuró en cinco temas (salud, educación, economía, seguridad y lucha anticorrupción).

Ambos candidatos aparecieron con prendas alusivas a Perú, con Fujimori luciendo la camiseta de la selección peruana de fútbol y Castillo una casaca con el logotipo de la marca Perú.

Sin embargo, el cara a cara reforzó la contraposición de ideas que tienen ambos candidatos sobre el futuro de Perú, especialmente sobre la continuidad del modelo económico liberal que se ha mantenido en Perú desde el expresidente Fujimori.