A un mes después del magnicidio todavía no se sabe quién mató a Jovenel

0
248

Con información de EFE

PUERTO PRÍNCIPE. Ha pasado un mes desde el asesinato de Jovenel Moise y tanto los haitianos, como la comunidad internacional, siguen sin saber quién mató al ex jefe de Estado del vecino país, mientras la investigación del magnicidio está en punto muerto.

Entre los reproches a las autoridades responsables de la causa está la lentitud de los procedimientos, la persistencia de muchas zonas grises en la investigación, la negativa de las autoridades a divulgar información y la falta de respeto a los principios establecidos por la ley.

A pesar de las detenciones, los registros, los interrogatorios, la incautación de armas y municiones, y de todas las acciones llevadas a cabo hasta la fecha por las autoridades judiciales y policiales, la población tienen grandes dudas sobre la investigación, siendo Haití un país fuertemente marcado por la impunidad y con un sistema judicial disfuncional.

Aunque se señale a Christian Emmanuel Sanon como autor intelectual del asesinato de Moise, el primer ministro, Ariel Henry, y la viuda del mandatario, Martine Moise, han manifestado a la prensa internacional que los responsables del asesinato aún no han sido detenidos.

La primera dama señaló en una reciente entrevista con el New York Times que las personas que están detrás del magnicidio aún no han salido a la luz pese al alto número de detenciones que se han llevado a cabo y apuntó a la autarquía haitiana como responsable- “Solo los oligarcas y el sistema podía matarlo”, afirmó.

El magnicidio fue cometido, según las pesquisas, por un comando de 26 mercenarios que irrumpieron en la residencia presidencial en la madrugada del 7 de julio sin hallar resistencia por parte de las fuerzas de seguridad que custodiaban la vivienda del mandatario en Puerto Príncipe.

Entre los arrestados también figuran 18 colombianos, en su mayoría militares retirados, y seis haitianos, tres de ellos nacionalizados estadounidenses.

Las autoridades incautaron 45 armas de fuego, cientos de municiones y tres granadas en el marco de la investigación, en la que colaboran autoridades colombianas y estadounidenses.

Para el Gobierno haitiano, el magnicidio “constituye un crimen internacional por la presunción de la participación de ciudadanos extranjeros en la planificación, financiación e implementación del ataque».

Por ese motivo, el ministerio de Relaciones Exteriores ha solicitado la asistencia de las Naciones Unidas para llevar a cabo una investigación internacional sobre el asesinato del presidente Jovenel Moise, confirmó este jueves a Efe el canciller haitiano, Claude Joseph