Futbol francés corre peligro por los problemas con el público

0
11

PARÍS, 22 nov (Reuters) – Los repetidos problemas con el público en la Ligue 1 están poniendo en peligro el futuro del fútbol francés, dijo la ministra francesa de Deportes, Roxana Maracineanu, tras el abandono del partido del domingo entre el Olympique Lyonnais y el Olympique de Marsella por la violencia de los hinchas.

El clásico francés fue suspendido casi dos horas después de haber sido detenido temporalmente cuando el marsellés Dimitri Payet fue golpeado por una botella lanzada desde la galería del estadio Groupama.

El árbitro Ruddy Buquet envió a los jugadores a los vestuarios después de que Payet cayera al suelo cuando se disponía a lanzar un tiro de esquina.

Payet no entrenó el lunes y el sitio web francés RMC Sport informó que el Marsella presentaría cargos.

El locutor del estadio dijo inicialmente que el partido se reanudaría, tras una decisión tomada por las autoridades locales de Lyon. Esto fue criticado por la Liga Francesa (LFP), que convocó una reunión de urgencia de su comisión disciplinaria el lunes.

Es probable que anuncie sanciones provisionales a la espera de una investigación completa que podría durar al menos dos semanas.

“Tienen que llegar a un acuerdo, este tipo de problemas los tiene que resolver la Liga”, dijo Maracineanu a la radio France Info el lunes. Su oficina dijo después a Reuters que los ministerios de Deportes e Interior se reunirían para tratar el asunto el martes.

El Ministerio del Interior añadió que la federación francesa y la LFP han sido convocadas a la reunión.

“Todo el mundo debe entender que lo que está en juego es la supervivencia del fútbol francés”, dijo Maracineanu.

La Ligue 1 se ha visto empañada por la violencia de los hinchas esta temporada.

El Niza recibió dos puntos, uno de ellos de suspensión, tras los graves incidentes que se produjeron en su partido de agosto contra el Marsella, cuyos jugadores se enfrentaron a los hinchas locales, que les lanzaron proyectiles e irrumpieron en el campo.

También se produjeron problemas con el público en Lens, Montpellier, Angers, Marsella y Saint-Étienne.

(Reporte de Julien Pretot; editado en español por Benjamín Mejías Valencia)