Fuera del aire

0
29

FITUR: presidente Abinader posiciona RD al más alto nivel

Desde el novedoso e impresionante pabellón de República Dominicana como país socio, las cálidas muestras culturales, el particular trato a la prensa hasta la calidad de estadista del presidente Luis Abinader, han dejado una honda impresión en los más de cien países y mercados emisores reunidos en Madrid la pasada semana.

La prensa española ha destacado ampliamente desde el proceder impecable de la activa delegación oficial hasta el rol de “estrella de la feria” jugado por nuestro país. Las expectativas son enormes en términos de ingresos y afluencia de turistas hacia nuestro paraíso caribeño.

Todavía, ayer domingo, continuaban las principales marcas hoteleras y de servicios complementarios contratando visitantes. Conscientes del impacto del turismo en el producto interno bruto (PIB) criollo las principales figuras del Gobierno y los representantes del sector privado se esforzaban para mover hacia Punta Cana, Puerto Plata, Santo Domingo, Samaná y los demás atractivos, el mayor número de visitantes para esta temporada 2022.

Blindados por una fuerte imagen de país modelo en el combate de la pandemia, con un alto número de vacunados, sobre todo en los principales polos turísticos que como en el caso de Punta Cana alcanzan ya  el 100% de la población meta, la República Dominicana está dando la talla en la dura competencia con otros destinos de calidad que, como México, Colombia, Cuba y Brasil, entre otros, pujan por conquistar los millones de viajeros que, deseosos de salir del tedioso confinamiento planean sus próximas vacaciones.

Si fuéramos a definir en una palabra el trabajo realizado en Fitur por la delegación dominicana la pasada semana, liderada por un grave, activo y práctico presidente Abinader (que no cejó un segundo cubriendo una agenda extendida hasta el vértigo) en adición a la juventud y energía del ministro David Collado y ambos asistidos por el ministro José Ignacio Paliza, y demás funcionarios, habría que acuñar el término admirable.

Los dominicanos nos habíamos acostumbrando a convivir con las nadas agradables noticias de los muchos desmanes de funcionarios del pasado, que solían viajar con amplísimas e irracionales delegaciones, llevando decenas de invitados, la mayoría sin una función que agregara valor al país, y pagando altas cuentas en los mejores restaurantes: esas prácticas, al parecer, quedaron en el pasado.

En esta ocasión la prudente delegación que acompaña al presidente Abinader ha destacado por la austeridad y prudencia en el gasto del dinero de los contribuyentes y la fuerte agenda de trabajo, dirigida a dar un mayor impulso a la tan añorada recuperación económica del país luego de la pandemia.

Si consideramos que la principal razón para estar presentes en Fitur 2022 asumiendo el rol de país socio, consiste, sin dudas, en asegurar la venta de cerca de 90 mil habitaciones hoteleras con que cuenta el país, tendríamos que asumir que lo que se vivió en Madrid hasta el día de ayer fue sin dudas una jornada exitosa.

Sin desmeritar los logros de gestiones anteriores, habría que concluir en que la del ministro Collado, apoyado por el propio presidente Abinader, liderando el Gabinete de Turismo, e integrando el sector privado ha superado todas las expectativas.

Bien hecho, el pueblo dominicano lo merece.