Fuera del aire

0
8

Conectar el Este, una urgencia regional 1/2

(Fernando Placeres/Especial para El Tiempo) La región del Cibao ha destacado en diferentes aspectos en el país, pero su fuerte identidad cultural como zona geográfica diferenciada es, probablemente, su mayor logro. De hecho, cada dominicano proveniente de las provincias que compone dicha región se siente orgulloso de ser “cibaeño” y así lo expresa cada vez que tiene la oportunidad.

Esa fuerte unificación regional ha resultado vital a la hora de los cibaeños hacer demandas conjuntas ente el Congreso, ya sea en la Cámara de Diputados o en el propio Senado de la República.

No es lo mismo intentar conseguir una mayor partida del presupuesto o intentar la aprobación de importantes obras de infraestructuras haciendo esfuerzos individuales que juntando a todos los senadores y diputados “cibaeños” y presionar juntos para tales fines.

Cuando se reúnen los congresistas de esa importante región no queda otra opción que ponerles atención a sus reclamos. Los propios jefes de Estado siempre han tenido claro que una política errada o cualquier descuido con “los productores del Cibao” le puede traer graves consecuencias y erosionar significativamente sus posibilidades electorales.

Con la región Este no pasa lo mismo. Por razones que alguna vez tendrán que analizar los cientistas sociales, las provincias de la parte oriental del país no han logrado, a diferencia del Cibao, crear una identidad regional que le permita actuar en conjunto cuando se trata de lograr obras de importancia o un mayor presupuesto para San Pedro de Macorís, La Romana, La Altagracia o cualquiera otra de las provincias de esta bendecida parte de la isla.

Los cibaeños, aprovechando el regionalismo lingüístico que le distingue (fundamentado en el típico uso de la vocal “i” y otras particularidades idiomáticas) han creado un sentimiento de “ciudades con destino común” similar al sentido de nación que le es necesario a todo país. No sólo la graciosa variedad idiomática ha resultado clave para el sentido de identidad de cada cibaeño, también la pasión deportiva expresada en un apoyo colectivo y entusiasta a Las Águilas Cibaeñas, uno de los equipos más emblemáticos del béisbol, ha contribuido al orgullo que siente y expresa cada habitante de esa productiva zona geográfica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here