España enviará dos buques de guerra al Mar Negro con la OTAN

0
15

España mandará en «3 o 4» días la fragata Blas de Lezo al Mar Negro, hacia donde partió hace dos días el cazaminas Meteoro, un envío que llega en plena tensión con Rusia por la situación que se vive en Ucrania por el temor de Occidente a que Moscú invada ese país.

La ministra española de Defensa, Margarita Robles, señaló también al anunciar esta decisión que se está valorando la posibilidad de que haya un despliegue aéreo en Bulgaria en el que participe España, que se sumaría al que forma parte cada año en Lituania.

En declaraciones a la prensa en un centro de vacunación militar en Corral de Calatrava (en la provincia manchega de Ciudad Real), Robles recordó que España lleva años participando en todos los despliegues que organiza la OTAN, y explicó que en este caso se ha adelantado la salida de los buques dentro de lo que ha acordado con la organización.

La ministra dijo que desde hace seis años España mantiene más de 300 personas en Letonia, por lo que «la participación de España en la OTAN está desde hace muchos años».

En referencia a la crisis generada en torno a Ucrania, destacó que la posición de España, como la de la organización atlántica, es a favor de que la diplomacia facilite la desescalada de tensión en la zona.

No obstante, advirtió que la «OTAN es muy clara» en su posicionamiento y que «Rusia no le puede decir a ningún país lo que puede hacer, y la OTAN va a defender a cualquier país que quiera entrar» en esta organización.

El Kremlin ha repetido una y otra vez que la invasión de Ucrania es impensable, pero la importante presencia de tropas rusas en la frontera ucraniana, con unos 100.000 efectivos, y las nuevas maniobras militares anunciadas por Moscú para las próximas semanas han acrecentado el nerviosismo de Estados Unidos y de la OTAN.

Las tensiones, que ya duran semanas, se mantienen pese a los continuos contactos diplomáticos mantenidos este mes, en los que Rusia ya ha debatido sobre la crisis con los países de la OTAN en Bruselas y en Viena, en el marco de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

Mañana, viernes, el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, y su homólogo estadounidense, Antony Blinken, celebran un encuentro en Ginebra -segundo que EEUU y Rusia mantienen este mes en esa ciudad suiza-, en el que Moscú insistirá en que Washington ofrezca garantías de que Ucrania no será en un futuro miembro de la Alianza Atlántica.

Bliklen – quien hoy se reúne en Berlín con los ministros de Asuntos Exteriores de Alemania, Francia y el Reino Unido también para analizar la crisis ucraniana – ha adelantado que no ofrecerá ninguna respuesta por escrito a las demandas rusas. El presidente estadounidense, Joe Biden, también ha dicho que tal posibilidad está descartada.

(c) Agencia EFE