“La verdad es mala de ver”

0
146

SABANA DE LA MAR. (Luis Carrasco/Especial para El Tiempo) La trayectoria desde Sabana de la Mar a Puerto Rico representa una peligrosa travesía para los migrantes que buscan llegar a la vecina isla, desafiando el difícil Canal de la Mona en busca de una mejor forma de vida. 

Esta ruta es utilizada por los que se dedican a esta activad, poniendo sus vidas en peligro, y en ocasiones son capturados por las autoridades. Los dominicanos, que hace esta travesía, utilizan embarcaciones no aptas para ello, por lo que pueden naufragar en el océano. 

La embarcación utilizada para viajar de manera ilegal desde las costas de Sabana de la Mar a Puerto Rico son las denominadas yolas. En estas se desplazan 80, 90 y hasta 100 personas. Miguel de la Cruz Suarez, residente en Sabana de la Mar, manifestó que intentó varias veces irse en yola, y que nunca pudo lograr su sueño de llegar a Puerto Rico. 

Recuerda que, en una ocasión en unos de sus intentos, pasó un gran susto, porque la embarcación estaba cogiendo agua, y había muchas personas llorando “la verdad es mala de ver”, dijo Suarez. 

Subrayó que se está dedicando a la venta de caña y china, desde hacen varios años, y de esta forma se gana el sustento de su familia. Ángel Antonio Hernández Rivera, un joven que luchó para llegar a Puerto Rico, expresa que “los viajes ilegales en esta zona se han convertido en una manera de la gente poder buscar una mejor forma de vida”, sostuvo. 

“No hay un sabanalamarino que no tenga un familiar o un amigo, que no haya intentado embarcarse en una yola con destino hacia la vecina isla de Puerto Rico”, agregó. Hernández Rivera subrayó que, muchas de estas personas que desean llegar a la ‘Isla del Encanto’, es con la finalidad de ayudar económicamente a sus familias, y tener una mejor forma vida. 

Precisó que tiene amigos que se han ido en yola y han fracasado por los naufragios, y que esto se debe a las malas condiciones de las embarcaciones. Rivera aseguró que, en varias ocasiones hizo el esfuerzo de migrar a Puerto Rico, sabiendo que esta actividad es ilegal, pero nunca pudo llegar a tierra boricua. 

“Esta zona es muy vulnerable para esta actividad ilegal de los viajes en yola a Puerto Rico, ya que es costera”, así lo manifestó un miembro de la Armada de República Dominicana, quien pidió proteger su nombre. 

Sostuvo que ese organismo no cuenta con un personal suficiente para mantener un patrullaje constante en las zonas costeras más vulnerables para frustrar esos viajes ilegales.