Cuartel Policial de Las Pajas, Hato Mayor, se cae a pedazos

0
276

HATO MAYOR. Al borde del colapso se encuentra el cuartel policial de Las Pajas, en el sector Don López de Hato Mayor, cuya edificación vieja y deteriorada muestra graves daños en la estructura que fue construida hace ya más de 70 años.

Las instalaciones en la cual funciona este destacamento y centro de atención al ciudadano, fue construida en el año 1950 y la falta de cuidado ha dejado sus techos y paredes a punto de desplomarse.

De acuerdo con fuentes documentadas por el medio nacional El Caribe, el deterioro de esta edificación ha causado que personas detenidas y agentes policiales de este cuartel hayan sido heridos al caerles pedazos de concreto en la cabeza. 

Agregado al estado deplorable del destacamento, el mismo esta minado de plagas como cucarachas, ratones, ciempies, arañas y otros insectos que resaltan el estado de insalubridad en que se mantiene un establecimiento que debe velar por mantener el orden en el sector.

Además de lo anterior, los oficiales de este centro no cuentan con vehículos asignados para el patrullaje de la zona. Cuentan con un motor asignado al destacamento que, de acuerdo con El Caribe, pasa la mayor parte del tiempo averiado, por lo que los agentes de la ley y el orden deben hacer uso de sus motocicletas personales.

Local Nuevo

Los residentes del sector Las Pajas, pidieron la intervención del director de la Policía Nacional, mayor general Edward Sanchez Gonzalez, para que el mismo ordene la terminación del nuevo cuartel policial cuya construcción había iniciado durante el primer periodo del alcalde Amado de la Cruz en Hato Mayor.

Once años han transcurrido y la construcción de ese destacamento ha quedado en un 50 por ciento, y desde entonces ninguna de las autoridades del municipio ha prestado atención alguna a la terminación del mismo.

Los comunitarios exigen la intervención de las autoridades gubernamentales ya que completar la construcción de este local garantizará la protección y seguridad de las personas que son detenidas en este centro, así como la de los agentes policiales que allí laboran.