En buen sentido

0
13

El resiliente turismo dominicano

El turismo lo orienta el pragmatismo y el utilitarismo lo obliga a ser resiliente a la circunstancia adversa como lo impuesto por la covid-19.

La multi-crisis mundial generada por la covid-19, golpeó sin precedentes a sectores como el turismo. La incertidumbre que reinaba en este sector, atormento a los destinos y su dinámica, condicionó los pasos de los organismos relacionados, tanto internacionales como nacionales. A escala mundial se paralizó el flujo turístico. 

En el 2020 el turismo internacional cayó en 78%. Sin embargo, esta actividad mostró su capacidad para ajustarse y sobreponerse a esta inusual e inesperada realidad. Ante ella, las autoridades dominicanas tuvieron que aunar esfuerzos para salvar 500 mil empleos directos y su más US$7,689.6 millones, con sus estrategias de relanzamiento y afianzamiento sustentada en su competencia y sostenibilidad.

Las perspectivas son claras. Con el presidente Luís Abinader al frente del Gabinete de Turístico, determinante para la salud económica del país, pero a la vez flexible y elástico para su sobrevivencia y sostenibilidad, ratificó su compromiso. En el período enero-septiembre de este año llegaron 3,303,744 turistas por la vía aérea. En septiembre de 2019 que llegaron 323,662 mientras que en igual mes de 2021 la cifra llegó a 365,544 lo que equivale a 41,882 más, un 12.9%. Los vuelos comerciales se situaron en un 70%, los ingresos fueron $3,826.2 millones, 90.2% por encima del registro de enero-septiembre y la llegada superó en un 12% la cantidad reportada en septiembre de 2019, por igual aumento las llegadas de cruceros. 

Por otro lado, la reserva total de boletos aéreos para llegar al país desde septiembre a diciembre de 2021, superan ya notoriamente el nivel las existentes a esta misma fecha del 2019. Estos esperanzadores resultados del sector, responden a la armonía entre el Gobierno y el sector privado en la implementación de medidas de seguridad, que tuvo como sus efectos positivos para la vida económica del país. Esta progresiva recuperación, significa que es una actividad práctica enfocada a las utilidades sociales, pues sus datos proyectados para el 2022 superan los de 2018, pues en ese año el sector turístico operó a plenitud. En ese sentido el país se perfila como referente de gestión turística en pandemia; para las inversiones y certifica su liderazgo de turismo del Caribe.

De modo que, la expresión de voluntad política para restablecer la confianza y la seguridad en los mercados emisores constituyó un acto de fe en esta actividad, su certeza de su resiliencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here