domingo, junio 16, 2024
InicioEditorialPescando en un Masacre revuelto

Pescando en un Masacre revuelto

El conflicto por la construcción de un canal para tomar agua del río Masacre se ha convertido en un tema crucial en medio de la coyuntura política y electoral en la República Dominicana.

Aunque se trata de un asunto que involucra a toda la nación, la clase política opositora ha visto una oportunidad para cuestionar las gestiones encaminadas por el Gobierno para detener esa obra.

Inicialmente, esos mismos políticos apoyaron la postura del Gobierno frente a Haití, respaldando las medidas para disuadir a los haitianos que impulsan la construcción del canal.

Pero en un giro sorprendente, la oposición modificó su narrativa. Acciones como la suspensión del comercio bilateral con Haití y el envío de tropas a la frontera, ahora son exageradas y hasta innecesarias. Este cambio en la retórica de la oposición refleja la búsqueda de oportunidades políticas en medio de la agitación que rodea esta controversia. En contraste con la dinámica política dominicana, el lado haitiano parece más unificado.

Es decir, mientras la oposición política dominicana capitaliza el conflicto para sus objetivos electorales, Haití reunifica incluso a los grupos disidentes con el propósito muy marcado de ganar la batalla diplomática por el Masacre.

Al margen de las prerrogativas que permite el libre juego de las ideas, creemos que manipular esta crisis como recurso de campaña es una jugada siniestra y oportunista, que en nada ayuda a enriquecer el debate. El momento convoca a unificar criterios y cerrar filas en defensa de lo que más convenga a los intereses de la nación dominicana.

Artículo anterior
Artículo siguiente