lunes, junio 17, 2024
InicioEditorialDebemos actuar ahora

Debemos actuar ahora

La sociedad dominicana sigue como testigo involuntaria de sucesos que agudizan la violencia expresada de múltiples formas.

Llanto, tristeza y dolor son ya sentimientos habituales que cercan la cotidianidad de
un pueblo asediado por episodios repudiables, que sin tregua alguna alteran el orden
y la paz social.

Y razones hay demás para esta congoja colectiva causada por acontecimientos que desafían nuestra capacidad para buscar soluciones conjuntas.

Es tiempo de que República Dominicana se levante y exija un “basta ya” contundente a esta escalada violenta que proyecta la imagen distorsionada de un pueblo trabajador,
amigable, amante de la paz y de la convivencia pacífica.

Tenemos que frenar de una vez este derrotero espantoso, que se empeña en lanzar al
abismo el equilibrio social que hemos construido. ¿Cómo lograrlo? Buscando razones y consensuando soluciones. La responsabilidad es de todos, porque esa violencia que nos aturde hace mucho trascendió más allá del crimen y delitos convencionales.

Esa violencia que arranca miedos y sufrimientos se manifiesta en todas partes, en
las escuelas, en nuestros hogares. Entonces el nivel de alerta debe activarse también en
esos espacios, con comportamientos más pragmáticos y comprometidos.

El momento nos conmina a movilizarnos en una sola dirección, como un solo cuerpo,
alineados en torno al objetivo común de vencer el mal que se expande como fuego en
yerba seca en nuestro diario vivir.

Las acciones violentas enlutan, atemorizan y enajenan. Trabajemos unidos para evitar
que se multipliquen, o para reducirlas al menos a su más mínima expresión. Actuemos ahora.