¡El presidente hizo lo correcto! 

0
4

A juicio de muchos, la participación del presidente Luis Abinader en la Cumbre de las Américas, celebrada en Los Ángeles, California, tuvo una connotación especial por varias razones que vale la pena explicar. 

En la víspera de la celebración de esta reunión de jefes de Estado de naciones del continente Americano, el mandatario dominicano dejó ver su determinación para exigirle a la comunidad internacional que en vez de discursos y poses, proceda de una vez y por todas a ejecutar un plan de acción para ayudar a Haití. 

Y así lo hizo. El presidente Abinader fue enérgico y decidido, al reiterar que República Dominicana no está en capacidad de echarse encima los problemas de un país desmembrado por el desorden institucional, y sumergido en una miseria espantosa que deriva en crímenes, saqueos, vandalismo y terror. 

Abinader sostuvo que para el Gobierno dominicano es injustificable que la comunidad internacional no haya hecho nada para evitar que gran parte del territorio haitiano sea controlado por bandas criminales. 

Esta cumbre culminó con la firma de la “Declaración de los Ángeles sobre Migración y Protección”, que el Estado dominicano no subscribió, por tratarse de una especie de traje a la medida que nos obligaría a aceptar la migración masiva de haitianos, amparada en acuerdos y normativas internacionales. 

La negativa a firmar este documento se convirtió en caldo de cultivo de comentarios y especulaciones, por las repercusiones que podría tener para nuestro país. 

Pero Abinader encontró el respaldo del pueblo que representa en nombre de la Constitución y las leyes, por tratarse de una actitud responsable y ceñida a la defensa de nuestra soberanía y de los intereses de nuestra nación.