Voluntarios de la Defensa Civil de La Romana arriesgan sus vidas en un transporte precario 

0
22

LA ROMANA. El 95% del personal de la Defensa Civil de La Romana es voluntario, solo 4 persona son empleados fijos, a pesar de no tener un salario realizan una gran labor, pero sus esfuerzos no son reconocidos, ni sus vidas garantizadas. 

Cada vez que son convocados para asistir a una emergencia o a un operativo especial, sin importar la hora están prestos a responder. Al momento de desplazarse a los lugares que requieren, los más de 20 voluntarios entre hombres y mujeres deben abordar la parte trasera de un camión con más de 40 años de fabricación. 

Estos voluntarios no llegan a los 25 años, en su gran mayoría, pero e deseo de servir a su país los lleva a exponer sus vidas, recorriendo lugares dentro y fuera de la ciudad, y en ocasiones fuera de la provincia, a bordo de un transporte no adecuado para el traslado de personas. 

En el recién finalizado Operativo Semana Santa 2022, se pudo observar como decenas de ellos salían desde la base de la Defensa Civil en la parte de atrás del camión, sin la más mínima protección. Algunos de ellos iban con un pie apoyado en la defensa trasera fuera del vehículo, por la falta de espacio e incomodidades, rumbo al Distrito Municipal de Bayahibe a prestar sus servicios en las playas y carreteras. 

TE PUEDE INTERESAR: DNCD confisca 400 paquetes de cocaína y apresa a tres venezolanos

Esta práctica peligrosa también riñe con la Ley 63-17 de Movilidad, Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial, porque esta prohíbe el transporte de personas en la parte trasera de camiones y camionetas, y más aún esa cantidad. 

Cabe destacar que esa temerosa práctica es ejecutada porque esos voluntarios no tienen una guagua que los mueva de forma eficientemente y segura. Todo esto ocurre a la luz y vista de las autoridades de tránsito. A pesar de que este organismo es creado para prevenir y mitigar situaciones de emergencias y desastres, también para asegurar las vidas y bienes de los ciudadanos, sus voluntarios tienen que comprarse sus propios uniformes, porque solo reciben del Estado Dominicano la asignación de 8 mil pesos mensuales.