Personas dedicadas a la “brujería” profanan tumbas y roban cadáveres para sus rituales 

0
419

HATO MAYOR.  (Victor Espinal/Especial para El Tiempo) Las profanaciones de tumbas y violaciones de cadáveres se han convertido en el pan nuestro de cada día en Hato Mayor, de acuerdo a las constantes denuncias que a diario se formulan al respecto, de que, en el cementerio de Los Hatillos, Los Chicharrones y otros se realizan estas prácticas. 

Y es que supuestos brujos han tomado el camposanto local para hacer trabajos, aparentemente de brujería. Mediante las prácticas estas personas prometen arreglar la suerte, amarrar amores, matar a enemigos, arreglar papeles para viajar, entre otros. 

¿SERVICIOS A TRAVÉS DE REDES SOCIALES? 

Algunas plataformas digitales son usadas en Hato mayor para estafar a posibles clientes que buscan experimentar surte con trabajos de brujería. Desde hace un tiempo han surgido un grupo de mozalbetes y adultos con supuestos poderes a través de lo que ha sido denominado como «el pitcheo», mediante el cual se dedican a estafar a personas a través de cuentas falsas de Facebook o WhatsApp. 

Para la materialización de las estafas los supuestos brujos penetran hasta los cementerios y extraen cadáveres, sacrifican animales. También realizan otros sacrificios, casi a la vista de las autoridades. 

Ante esta situación, diversas personas han denunciado que los cuerpos de sus deudos han sido sustraídos sin que se sepa el destino final que han corrido. Les recordaron a las autoridades del Ministerio Público que con estas actividades se incurre en la violación del artículo 360 del Código Penal Dominicano, que castiga con prisión y multas a los que incurran en el mismo. 

Asimismo, dijeron que están formulando un llamado a la Policía Nacional, así como a la fiscal, Marlene Guante Varona, para que intervengan a favor de la justicia y pongan tras las rejas a los individuos que no dejan a sus muertos descansar en paz. Por su parte, las autoridades de Hato Mayor no se han pronunciado, aunque muchas de ellas tienen conocimiento de las denuncias.