Maduro ratifica de nuevo a su ministro de Defensa

0
12

CARACAS (AP) El presidente Nicolás Maduro ratificó el jueves al general en jefe Vladimir Padrino López en el cargo de ministro de la Defensa de Venezuela, el cual ostenta desde el 2014, entre otros puestos de cercanos jefes castrenses que son considerados piezas clave en el apoyo de la fuerza armada al mandatario socialista.

Además de Padrino López, quedaron ratificados los jefes del Comando Estratégico Operacional (CEOFAN), el Ejercito, la Guardia Nacional y la Milicia Bolivariana, “un poderoso equipo para seguir construyendo el poder militar de la nación”, dijo Maduro en una ceremonia de graduación de 944 cadetes y su ascenso a tenientes y tenientes de corbeta.

Padrino López, de 59 años, es uno de los ministros que más años ha formado parte del equipo ministerial de Maduro, quien asumió la presidencia en el 2013, y de mayor estancia en el despacho de la Defensa en la historia del país. El cargo lo asumió el 24 de octubre de 2014.

Los militares, que han sido tradicionalmente los árbitros de las disputas políticas en Venezuela, son uno de los principales soportes del mandatario. Los adversarios políticos de Maduro han fracasado en sus intentos de minar el respaldo de la Fuerza Armada para obligar a Maduro a separarse del poder con el argumento que fue reelecto en el 2018 en unos comicios considerados fraudulentos.

Encabezados por Padrino López, los altos mandos militares de manera pública y repetidamente expresan lealtad a Maduro. Además de sus obligaciones castrenses desde la llegada al poder en 1999 del ahora fallecido presidente Hugo Chávez —que como teniente coronel lideró un fracasado golpe de estado en 1992– y luego, en la administración de su sucesor, Maduro, los militares también han ejercido el control sobre sectores importantes de la economía venezolana y forman parte de su equipo ministerial.

También suelen encabezar las listas de candidatos del partido oficialista en las elecciones de legisladores, gobernadores y alcaldes.

Antes de la llegada al poder de Chávez, el cargo de ministro, salvo algunas excepciones, lo ostentaban los jefes castrenses por un año.

El gobierno de Estados Unidos impuso sanciones contra Padrino López en septiembre de 2018, citando su contribución a “asegurar la lealtad militar al régimen de Maduro”.

El ministro de Defensa es uno de los últimos militares activos que estudió en Estados Unidos y fue capacitado para operaciones psicológicas en la Escuela de las Américas y luego en la Escuela de Infantería del Ejército, ambas ubicadas en Fort Benning, Georgia.

Maduro también ratificó al general en jefe, Domingo Hernández Lárez, como comandante del CEOFAN, el máximo órgano operacional de la Fuerza Armada.

El mayor general Félix Osorio Guzmán, en tanto, seguirá al frente del Ejercito, así como el mayor general Juvenal Fernández López en la comandancia de la Guardia Nacional y el mayor General Wistohor Chourio Andrade repite como jefe de la Milicia Bolivariana, integrada por militares retirados y civiles armados. Estos últimos incluyen desde amas de casa a estudiantes que simpatizan con el gobierno socialista.

Entre los nuevos miembros del Alto Mando destaca la designación del general Santiago Infante al mando de la Aviación Militar, en reemplazo al mayor general José Silva Aponte, mientras como jefe de la comandancia de la Armada nombró al almirante Aníbal Brito en reemplazo del almirante Alexander Velásquez Bastidas.