Fideicomiso MIVIVIENDA: una solución gubernamental al déficit habitacional en RD 

0
15

SANTO DOMINGO. Según datos oficiales del Gobierno dominicano, aproximadamente unas 29 mil familias dominicanas han sido beneficiadas durante la última década con bonos para la adquisición de viviendas de bajo costo, facilitados por el Estado. 

Se trata del proyecto de Fideicomiso MIVIVIENDA, una iniciativa gubernamental creado en el año 2011 bajo la ley 189-11 que buscaba impulsar el desarrollo del mercado hipotecario, y que plantea la construcción de viviendas de bajo costo conforme a los lineamientos plasmados en la referida legislatura. 

El programa, que se desarrolla bajo la dirección del Ministerio de Vivienda y Edificaciones (MIVED), ofrece a familias de diversos estratos socioeconómicos las facilidades para adquirir su primera vivienda recibiendo el apoyo del Estado mediante subsidios que garantizan el acceso a proyectos habitacionales con ubicación estratégica, equipamiento, áreas verdes y accesos a los principales servicios para suplir las necesidades básicas de sus habitantes. 

Esta normativa, actualizada mediante la Ley 338-21, que modifica los artículos 129 y el 131 en sus párrafos I, II y III, define como viviendas de bajo costo aquellos proyectos habitacionales cuyo precio de venta es “igual o inferior a cuatro millones quinientos mil pesos dominicanos (RD$4,500,000.00)”. 

Sin embargo, este precio está sujeto al comportamiento inflacionario, por lo que podría ser ajustado anualmente. La ley, que fue difundida originalmente en julio de 2011, define los proyectos de viviendas de Bajo Costo como soluciones habitacionales que se construyen con la participación de sectores públicos y privados, y originalmente se consideraban aquellas viviendas con un precio de venta igual o menor a los 2 millones de pesos. 

QUÉ PERSIGUE 

Entre los objetivos que busca el gobierno a través del programa de Fideicomiso MIVIVIENDA se encuentra el mitigar la carga financiera de los adquirentes al momento de obtener sus viviendas, otorgando incentivos fiscales que funcionaran como parte del pago inicial de la misma. 

Además, luego de la modificación de la Ley 189-11 sobre el Desarrollo del Mercado Hipotecario y el Fideicomiso, se otorga un beneficio adicional al exonerar del pago de impuestos de transferencia inmobiliaria a aquellas personas que obtengan su primera vivienda bajo el programa de fideicomiso MIVIVIENDA.