El Seibo pide de todo y no recibe nada de gobiernos Central y municipal 

0
34

EL SEIBO. El Seibo es una de las demarcaciones del Este que por años demanda una serie de reivindicaciones, pues por décadas las autoridades han dejado obras pendientes que a lo largo del tiempo no se han realizado. Es una provincia muy pobre, de las más pobres de la región y del país, pero a la vez es poderosamente rica en historia y elementos naturales. 

Esta provincia cuenta con el municipio de Miches como su gran alternativa para el salto al desarrollo y otras joyas de la naturaleza que forman parte de su espacio geográfico como son los distritos de San Francisco Vicentillo, gran productor de caco y Pedro Sánchez un rincón de saltos y arte rupestre o, Santa Lucia, cuna de grandes deportistas dominicanos. Sin embargo, ha sufrido el abandono y la dejadez, acumulando una cadena de necesidades que merman la calidad de vida de sus habitantes. 

Falta tanto que, las deudas van desde lo municipal hasta lo gubernamental. A nivel municipal, se requieren todavía la construcción de un nuevo matadero y un cementerio municipal, situación que ocurre igualmente en el municipio de Miches. Pero, además, una de las grandes aspiraciones de esta zona es que desde el Gobierno se dé la creación de una planta industrial procesadora de cacao, se construya un complejo agroindustrial para la comercialización de productos agroalimentarios locales y un instituto técnico vocacional. Estas obras darían cabida al desarrollo económico, social y turístico de esta localidad. 

UNA EDUCACIÓN SUPERIOR 

Han sido fallidos los intentos para que este lugar cuente con un centro de educación superior. Locales dicen aquí se construiría el hoy Centro UASD-Higüey y, por oposición de algunos ciudadanos no se hizo. Por aquí comienza el infortunio. Luego, el intento de aperturar una extensión del Instituto Tecnológico de las Américas (ITLA), hasta la reciente visita de la rectora de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), Emma Polanco. 

Según una fuente de entero crédito lo que se prevé es la instalación de un subcentro de Higüey con carreras técnicas y de colegio. Sin embargo, se requiere la creación de una comisión para hacer un seguimiento efectivo, que haga también las gestiones de los terrenos y los levantamientos de lugar, de manera que pueda ser sometido al Concejo Universitario. De acuerdo a la referida fuente, la comisión ya se creó, pero no se ha formalizado del todo. “Parece que no marcha”, aduce la fuente. 

SALUD 

El sacerdote y miembro del Movimiento Unidos por una Mejor Provincia de El Seibo, Miguel Ángel Gullón, y la activista Milagros Santiago, quienes hace años a través del movimiento demandan un listado de obras necesarias para esta provincia, indican que es indispensable la construcción de un nuevo hospital que acoja todas las demandas de salud de la población. 

“Un hospital en una condición óptima para dar respuestas a los pacientes que acuden al mismo, de todas partes de la provincia, con todo su equipamiento. Es una urgencia, también, que tengamos un servicio primordial como el de una ambulancia, porque lamentablemente no contamos con una”, denuncia Santiago. 

Mientras, el sacerdote dice que el “Movimiento Unidos por una mejor provincia de El Seibo” sigue recordando la necesidad imperiosa del agua potable. “¿Cuántas familias no disponen de los recursos suficientes para comprar un botellón de agua?”, cuestiona. Asimismo, la situación de indignidad de los privados de libertad en la Fortaleza que necesitan que se construya una nueva edificación que cuente con espacios de formación, de recreo y de trabajos en las diversas áreas. 

No obstante, a estas necesidades les siguen otras, tanto en el aspecto de salud de la población como en lo cultural, y son la construcción de un matadero que reúna las condiciones higiénicas y de salud, la puesta en funcionamiento de la Casa de la Cultura, la ampliación de la zona franca, la chocolatera y una fábrica de lácteos. 

“La población de la provincia de El Seibo es muy trabajadora, emprendedora y con grandes deseos de superación. Sólo se necesita que haya oportunidades de estudio universitario y de trabajo digno. Las autoridades y la población organizada deben establecer sinergias de colaboración que faciliten el diálogo en orden a que el bien común sea compartido por todas las personas”, señala el sacerdote Gullón. 

OTRAS OBRAS Y VENDER SU POTENCIAL 

La provincia tiene potencial para turismo de montaña.

“El Seibo no ha podido vender al mundo y al país toda la historia que ofrece”, resalta el educador seibano Bolívar Sosa. Cree que se tiene pendiente exhibir sus principales hombres y mujeres, que jugaron un rol importantísimo en la historia dominicana, como, por ejemplo, el lugar donde vivió el general Pedro Santana. También, contar sobre los orígenes de Octavio Beras, el primer cardenal dominicano que es de aquí. Señalar registros con elementos básicos de los personajes en donde, al recorrer la ciudad, el visitante que hace turismo cultural e histórico se encuentre con todo esto. 

Bajo la idea de que se reanude el aumento de los ingresos al municipio y, por tanto, de la calidad de vida de los santacrucinos, ciudadanos sugieren la creación de una escuela, donde jóvenes aprendan sobre sistema eléctrico, carpintería, albañilería y plomería para aplicarse en los hoteles. 

Dentro del pueblo es necesaria la conversión de la calle General Santana en peatonal y remodelación de fachadas de las casas en estilo victoria- no del casco urbano, a fin de que los turistas se identifiquen con la época colonial. También colocar en esa calle mesas con paraguas, al estilo europeo, para que disfruten de la vista y consuman las bebidas y comidas locales, a la vez remodelar los caminos vecinales, a fin de que los turistas puedan hacer la “Ruta del Cacao”. 

DESTINOS 

Para hacer turismo histórico se puede recorrer los distintos lugares de interés, tales como la mini basílica “Santa Cruz”, declarada patrimonio nacional, al mismo tiempo conocer la historia de la patrona “La Santísima Cruz”; los lugares de las batallas escenificadas en el municipio; turismo espeleológico en el distrito municipal Pedro Sánchez; los saltos de agua, la chorrera Higuera; tiros de caña, entre otros. 

Otras opciones son dar a conocer el lugar donde se dio el Primer Grito de Independencia el 25 de febrero de 1844, y recorrer la antigua fortaleza de la Era de Trujillo, de la cual aún quedan vestigios, así como los orígenes de Juan Pablo Duarte en esta provincia. 

El joven historiador seibano Osiris Peguero, afirma que los atractivos turísticos históricos que aún posee El Seibo pueden ser explotados a partir de la conservación de los mismos, mediante la creación de un programa que inserte al turista dentro del área en cuestión, donde se puedan ofrecer diversas actividades que vayan de la mano con el entorno. 

“Es importante saber que el turismo histórico, cultural y religioso fue la primera forma de turismo y sigue siendo una de las más lucrativas. El poblado o la comunidad que corra con la suerte de tener una arquitectura que evoque épocas pasadas tiene en su poder un patrimonio invaluable que le equipararía con las grandes urbes europeas que también venden este tipo de turismo”, añade. 

INTEGRACIÓN DE MICHES 

Miches es la gran esperanza de El Seibo.

El ex miembro del Consejo de Desarrollo Ecoturístico de la Provincia El Seibo (Codepres), Manuel Valera, en- tiende que las autoridades deben buscar la forma de que los munícipes de El Seibo y Miches se integren y los micheros hagan vida común en El Seibo y compartan actividades económicas, culturales y religiosas. 

“Debería empezarse ya una interacción turística entre ambos municipios, es decir, llevarse guaguas de muchachos desde aquí a Miches a conocer Laguna El Limón, por ejemplo, y de allá para acá para la cascada de La Higuera o la iglesia y dinamizar el flujo turístico. 

Mientras, el economista Antonio Ciriaco, asegura que esta provincia debe formar parte de un gran clúster de la zona Este que se articule con el turismo, además de tener una base agrícola importante que, en conjunto con Hato Mayor podría ser gran parte del granero de la región Este. Destaca que es necesario un plan de desarrollo en conjunto con todas las autoridades. 

“Con el desarrollo del turismo, este desarrollo debe ser articulado con el tema de la agricultura y el ecoturismo. Se puede convertir en un gran suplidor de alimentos ante la demanda del turismo en esa zona. Debe ser sectorizado, hacer un proceso mayor de encadenamiento de las autoridades, tanto senador, diputados y alcaldes, articular un plan de desarrollo con toda la producción de servicio y el turismo de la zona Este”, describe el economista.