Marc Márquez se sincera sobre el problema de visión que le obliga a dejar el motociclismo

0
146

VERÓN. Tras su última caída sobre el circuito, la enésima en lo que llevamos de temporada, Marc Márquez ha decidido poner fin a su año deportivo para centrarse exclusivamente en su recuperación, que podría llevarle a mantenerse alejado de las pistas durante varios meses.

Y es que como ha revelado el propio piloto en sus redes sociales, su accidente en los entrenamientos previos al Gran Premio de Portugal, en el que finalmente no pudo competir hace dos semanas, desembocó en una fuerte contusión en su cabeza que, ahora, le hace sufrir de episodios esporádicos de visión doble: todo ello como consecuencia del daño sufrido en uno de sus nervios.

El que fuera novio de la modelo Lucía Rivera no ha tenido más remedio que retirarse temporalmente para poder lidiar con esta lesión, que ya padeció hace diez años, y también con el impacto psicológico y anímico que se desprende de un año y medio aciago. Tanto es así, que Marc ha definido de esta manera la situación que lleva arrastrando durante demasiado tiempo. «Parece que llueve sobre mojado, son momentos muy duros», ha asegurado.

El médico principal del deportista, el doctor Sánchez Dalmau, ha explicado en una nota de prensa que Marc se someterá a un tratamiento «conservador» para solventar el problema, habida cuenta del buen resultado que este cosechó de cara a ese contratiempo similar que el catalán vivió en 2011. «Se ha optado por realizar un tratamiento conservador, con controles periódicos para seguir la evolución clínica. Este cuarto nervio derecho es el mismo que ya se lesionó en el año 2011», reza un extracto del comunicado.