Contaminación

0
20

SAN PEDRO DE MACORÍS. La ciudad de San Pedro de Macorís no escapa, como muchas otras del país, a la escasez de agua que debería suministrar el Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados (Inapa). Esa situación que afecta a muchos de sus sectores hace que los habitantes se vean en la necesidad de contratar compañías que se dedican a la perforación de pozos, para así extraer el preciado líquido. 

Los residentes de los distintos barrios hacen todo el proceso, tal vez sin saber que las aguas que extraen del subsuelo, tienen altos niveles de contaminación. La principal razón para ello, es que quienes realizan los pozos para la obtención del agua, también se dedican a usar sus potentes máquinas para perforar la tierra y colocar tuberías que conectan con los sanitarios para descargar las aguas residuales. 

El municipio de San Pedro de Macorís cuenta con serias deficiencias de suministro de agua por parte del Inapa. Existen sectores que tienen más de 15 años sin recibir el agua potable, como son los que están ubicados en la parte sur de la ciudad, entre los que se encuentran Filipinas, Las Flores y San Antón. Mientras que en la parte este, están los sectores de Colinas 1 y 2, Los Reyes, Los Multis, Palo de Azúcar, Alemán, entre otros, que no cuentan con las instalaciones para que les pueda llegar el agua por las tuberías, por lo que viven expuestos al peligro de tener que consumir agua de los pozos. 

Según el ingeniero Raúl Lebrón, ambientalista de esta provincia, el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (Indrhi), cuenta con estudios resientes que dan cuenta de los altos niveles de contaminación de las aguas del subsuelo en el municipio de San Pedro de Macorís. Destaca que la situación se refleja con mayor nivel en las áreas pobladas como son los barrios donde no llega el servicio de agua que suministra el Inapa. 

Lebrón afirma que los datos sobre contaminación de las aguas alcanzan hasta un 80 por ciento, lo que representa un peligro para la salud de quienes la utilizan para el baño y los quehaceres del hogar. Manifiesta que la falta de supervisión de las autoridades competentes, como el Inapa, el Indrhi y el Ministerio de Medio Ambiente, es lo que ha permitido que no existan controles a la hora de realizar las perforaciones, ya que es común encontrar viviendas que tienen un pozo para extraer agua y el otro para descargar los desechos de los baños. 

El ingeniero refiere que, para la descarga de los sanitarios, los pozos no deben de ser construidos llegando al agua del subsuelo, sino que se deben de dejar varios metros y que así la tierra pueda filtrar las aguas y evitar la mezcla de estas. Atribuyó el problema, además, a la falta de un efectivo sistema de alcantarillado sanitario que abarque a los distintos barrios, así como la construcción de un adecuado y sistema pluvial que pueda recoger las aguas de manera correcta. 

UNA HISTORIA VIEJA 

Camión distribuidor de agua.

La situación de la contaminación de las aguas no es algo nuevo para esta ciudad, ya que en el pasado se han suministrado datos que hablan de la misma situación. Se recuerda que en el año 2018 el fenecido Jacinto Gerda, quien era un experto en materia de tratamiento de agua, publicó un estudio que arrojaba datos similares a los actuales. 

Estos estudios reflejan que las aguas tienen alta presencia de pseudomonas, una bacteria que produce enfermedades en la vagina, los ojos, oídos y la piel. A pesar de esa situación, las personas que residen en barrios que tienen problemas con el su- ministro del preciado líquido acuden con regularidad a las compañías que se encargan de realizar trabajos de perforación de pozos para paliar la situación de la falta de agua que debe proporcionar el Inapa. 

La construcción de un pozo de unos 80 pies de profundidad tiene un costo de 13 mil pesos. Agregándose posteriormente el encofrado, es decir la colocación de un tubo que evita la destrucción del pozo. Otros elementos que se le suman es la colocación de la bomba sumergible, y una de 2 caballos de fuerza tiene un precio de 16 mil 900 pesos. 

Según Miriam Trinidad, representante de la ferretería Gabriel que brinda ese servicio la perforación, todo el trabajo puede variar de precio dependiendo lo profundidad. Francisco Vásquez, quien tiene varios años usando el agua de pozo, dice que conoce de la contaminación, pero que tiene un proceso de cloración para eliminar los contaminantes que pueda venir en el agua. 

OTRAS CONSECUENCIAS 

Francisco Vásquez mostrando la instalación de su pozo.

La falta de agua en la mayoría de los barrios de San Pedro de Macorís, es lo que ha motivado que personas se decidan a construir los pozos para dejar de sufrir la escasez del preciado líquido. Al preguntársele a los residentes de esos sectores si pagaban por el servicio de uso del suelo dijeron que no, ya que nunca el personal del Inapa se ha acercado a su hogar con esos fines. 

La falta de agua en los barrios, también ha motivado a personas a emprender negocios de venta de agua en camiones. Este se ha convertido en un ejercicio dinámico, ya que por llenar un tanque de 55 galones cobran 80 pesos y por un tinaco llegan a cobrar hasta 400 pesos. Sin embargo, no están al tanto de la contaminación del agua.

El ingeniero Miguel Ángel Gómez, director Operativo del Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillado (Inapa), expresó que la institución no tiene datos precisos sobre la cantidad de pozos que existen en la ciudad y que el departamento comercial realizará un levantamiento al respecto, para tener así mejor control de los mismos y realizar los estudios de lugar. 

Egresado de la Escuela de Comunicación Social de la Universidad Central del Este (UCE) en San Pedro de Macorís en el año 2001, ha trabajado en medios radiales en la conducción de programas de opinión, así como en el área de Relaciones Públicas Institucional. Locutor Profesional Egresado de la Escuela Nacional de Locución, profesor Otto Rivera en el año 1995 Ha realizado diversos diplomados como: Periodismo Económico, impartido por el Banco Central de la República Dominicana, Comunicación y Derecho Constitucional, con el aval del Tribunal Constitucional, El Colegio Dominicano de Periodistas y la Universidad Autónoma de Santo Domingo, Periodismo Ético, a través del Ministerio de Educación Superior, Ministerio de Economía, Universidad Autónoma de Santo Domingo y Colegio de Periodistas. Miembro del Sindicato Nacional de trabajadores, Círculo de Locutores, Colegio Dominicano de Periodistas, del cual fue su Secretario General de la seccional de San Pedro de Macorís, Asociación de Cronista Deportivo y Círculo de Periodistas de la Salud (CIPESA) Es Facilitador del Instituto Nacional de Formación Técnico Profesional (INFOTEP) además cuenta con Habilitación Docente en la Universidad Central del Este.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here