Hablemos de Fitness

0
167

¿Por qué  no tengo energía

(Por Monica Aybar) Hace unos días, estuve conversando con una conocida, la cual se quejaba de su falta de motivación para hacer ejercicios. Es que siempre estoy cansada- me decía. Lo que ella no sabe es que su falta de energía no es tanto por su trabajo, es en realidad por varias causas, y, paradójicamente, la falta de actividad física es la más importante.

Causas de la falta de energía o fatiga:

  1. Mala alimentación: Te saltas comidas, consumes muy pocas calorías, en tus platos predominan los carbohidratos almidonados como el arroz,  la pasta, los víveres, etc., no consumes la cantidad necesaria de proteínas: carnes, pescado, mariscos,  huevos, lácteos, legumbres, etc.
  2. No descansar correctamente: Si no estás durmiendo el tiempo que tu cuerpo necesita para recuperar su energía o si no logras llegar a todas las fases del sueño, te levantaras igual de cansado(a) de cómo te acostaste la noche anterior.
  3. Llevar una vida sedentaria: Si vas a trabajar en auto, prefieres siempre el ascensor antes que las escaleras,  si siempre cenas viendo tv, te vas a dormir acabando de cenar. Si duermes siestas luego de almorzar… tu metabolismo se irá poniendo cada vez más lento y empezaras a acumular grasa abdominal.
  4. Mala hidratación: No tomar suficiente agua impacta de forma muy negativa todo tu organismo. Recuerda que el agua es vida, y sustituirla por bebidas azucaradas es lo peor que puedes hacer. Toma agua real. 
  5. Altos niveles de estrés: Tener mucha presión en el trabajo, en tu hogar o si compartes una gran parte de tu tiempo con alguna persona tóxica, eso mermará sobre manera tus reservas de energía. Otras veces nos estresamos por postergar pendientes o procrastinar responsabilidades y luego estamos ansiosos y de mal humor. 
  6. Vida sexual pobre: Tener una vida sexual inactiva o poco placentera también afecta nuestros niveles de energía y nuestro ánimo. 
  7. Falta de actividad física: Erróneamente tendemos a pensar que el ejercicio nos va a cansar más. Y no, no es así. Es al contrario, nos llena de energía. Nos renueva. Nos relaja. 

En conclusión, si siempre te sientes cansado(a) lo más importante que tienes que saber es que eso es consecuencia directa de tu estilo de vida, y que si quieres cambiar eso debes empezar por cambiar tus hábitos. Alimentación balanceada, aprender a manejar el estrés y realizar actividad física, son la clave para siempre estar activo y llenos de energía y  ganas de vivir.