La chica de los bolsillos rotos: ¿Cuña o networking? Lo mismo pero diferente

0
41

En este país quien logra algo es por cuña… Una frase que he escuchado desde pequeña, muy utilizada en el ambiente laboral por la falta de oportunidades. La palabra “cuña” en el diccionario, se refiere a un objeto triangular de madera utilizado para levantar un objeto o mantenerlo en su lugar, no sorprende entonces, que, en República Dominicana, la utilicemos para referirnos al tipo de relaciones personales o profesionales que te dan ventaja frente al resto para lograr un puesto de trabajo, una oportunidad académica o contrato de negocios.

Si estuviéramos en una posición de poder y tenemos oportunidad de contratar a una persona, ¿nos iríamos únicamente por la meritocracia y dejaríamos de lado la relación personal que tenemos con alguien? ¿Dejaríamos de darle un puesto a nuestro amigo de infancia por colocar a una persona 100% calificada?

Muchos, apelando a la moralidad, responderán que sí, que sin importar la relación le darán el puesto a la persona calificada, pero lamentablemente así no funciona el mundo en el que vivimos. Este se mueve por las relaciones generadas a través del networking, no es más que crear relaciones entre personas que conoces o no. Esta actividad ha sostenido el mundo empresarial por décadas, en la actualidad, permite a cualquier persona sin importar su profesión o carrera conocer a otras personas que pueden abrirles en futuro oportunidades de negocio o posibilidades de empleo en un sector de su preferencia. 

En mis pocos años como adulta, he experimentado la importancia del networking, desde oportunidades para maestrías de ceremonias en eventos nacionales hasta cartas de recomendación que me han permitido ganar becas internacionales. Hacer networking no se trata de venderte o simplemente ver a la otra persona como una transacción o futuro negocio, no, se trata de construir lazos genuinos, fuertes y estratégicos entre personas para avanzar personal, profesional y académicamente. 

Tener una gran red de contactos equivale a un mayor número de oportunidades para tu negocio y para tu carrera, de forma simple, entablar una muy buena relación con alguien puede abrirte las puertas para hacer crecer tus habilidades, conocimientos, experiencias y oportunidades. No nos confundamos, no es algo sencillo, pero como todo en la vida, se aprende haciendo.

Unos tips que me han servido: Traza un objetivo, ya sea obtener un mejor empleo, ampliar tu red de contactos, buscar colaboradores, conseguir clientes. Empieza por las personas que ya conoces, para esto debes entablar conversaciones donde más que pedir, te pongas a disposición de ayudarlos, estas personas pueden ser antiguos compañeros de universidad, voluntariado o trabajo. Colócate donde sea necesario, las mejores oportunidades para hacer networking, se encuentran en actividades profesionales, identifica tu sector y proponte asistir a eventos relacionados.