domingo, julio 14, 2024
InicioColaboracionesHablemos de fitness

Hablemos de fitness

La grasa y el peso

(Mónica Aybar / Especial para El Tiempo) Trabajando por más de 10 años en un gimnasio de la zona he escuchado decenas de veces la frase: “en vez de bajar de peso estoy aumentando” y “no vine aquí para subir de peso sino para bajar”. 

Y eso, solo son algunos que se atreven a comentar su descontento. La gran mayoría solo se desencanta y no vuelve. Pero ¿Qué tal si te digo que ese peso aumentado que ves en la báscula es progreso? ¿Me creerías?  Permíteme explicarte porqué. 

Composición del peso corporal

El peso corporal de un individuo está compuesto por:

-Masa grasa: tejido adiposo subcutáneo, intramuscular, o visceral.

-Masa magra: todos los músculos, incluyendo los órganos, que también son músculos.

-Masa ósea: los huesos.

-Masa residual: es el peso de lo que queda que no es ni músculo, ni hueso, ni grasa.

¿Cómo conocer estos datos sobre tu peso corporal? Fácil, mediante una evaluación antropométrica. 

Una evaluación antropométrica es el único método, económico, fácil y exacto de saber tu composición corporal. Existen otros como la bioimpedancia, la hidro densitometría, el bod-pod, entre otros, que también son exactos pero muy costosos.  

La evaluación antropométrica recoge datos para obtener: el índice de masa corporal o IMC, el porcentaje de grasa corporal o % G.C, el peso graso o P. G., el peso magro o P.M., el peso ideal o P.I.

Para obtener toda esa información se necesita saber: la talla o altura del paciente, la edad y el sexo, sus circunferencias o perímetros, su peso, las medidas de sus pliegues subcutáneos, luego se utilizan algunas fórmulas para llegar a los datos específicos. 

Ahora que ya sabes que tu peso no significa “grasa”, de seguro te será más fácil comprender por qué en tus primeras semanas de gimnasio aumentas de peso. Puedes estar aumentando músculos y/o al inflamarse tus músculos por entrenar fuerza(pesas), puedes retener líquidos. Todo esto aparte de estar oxidando grasa simultáneamente.

Perder grasa y perder peso no es lo mismo.  Si tu meta es perder grasa, no te enfoques en las libras, más bien trata de saber cuál es un porcentaje de grasa corporal y trabaja para disminuirlo y acercarte cada día  más al % de grasa más saludable y con el que te sientas cómodo  estéticamente.