Acuarela: el camión de arena

0
8

Los camiones de carga parece que tienen inmunidad ante las autoridades de Verón-Punta Cana. Curiosamente, hace un par de días transitaba por una de las carreteras de esta demarcación turística. Justo delante de mí venía un camión lleno de arena.

En un momento observé como este aparato dejaba caer grandes cantidades de su carga. Los motoristas que estaban detrás del camión debían conducir casi con los ojos cerrados, pues la arena le molestaba al extremo. 

Poco antes de llegar a uno de los ‘policías acostados’ de la Unidad de Atención Primaria de Verón (UNAP), había dos agentes de la Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (Digesett). Pensé que el conductor del camión seria detenido por ellos. 

El camionero siguió su trayecto y los agentes se hicieron de la vista gorda. La forma de transportar el material reñía con lo que establece la Ley 214-01, del 31 de diciembre de 2001, que prohíbe la circulación por la vía pública de vehículos cargados con materiales que se derramen, sin la debida protección de una lona.

Este camión tenía una lona rota y colocada a medias. El material quedaba totalmente expuesto, y por eso se desparramaba. Según la ley antes referida, la lona permitida por ese estatuto debe ser de doce pulgadas por debajo del borde superior de las paredes laterales del cajón del camión.

También, queda más que claro en la legislación, que la lona debe estar en buen estado, sin roturas, ni perforaciones. La que tenía el camión que menciono no cumplía con nada de lo antes mencionado. 

¿A qué se debe que los agentes de la Digesett de Verón-Punta Cana no detuvieron a ese conductor? Dice la misma ley 214-01, que el conductor sorprendido violando ese estatuto será sancionado con la pena de 48 horas de prisión y la retención del vehículo. 

Esto que narro es el ‘pan nuestro de cada día’ en Verón-Punta Cana. Y si yo que no ando fiscalizando el tránsito pude ver la anomalía en ese camión de carga, no comprendo por qué os agentes no lo vieron y lo detuvieron. 

Licenciada en Comunicación Social, mención periodismo. Egresada de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD). Apasionada por la lectura y amante de todo lo creado por Dios.