Biden promueve su plan de gasto social entre las principales empresas de EE UU

0
25

EE.UU. El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se reunió este miércoles con los consejeros delegados de algunas de las empresas más importantes del país para promover su programa de gasto social y contra el cambio climático conocido como «Build Back Better» («Reconstruir mejor»).

Biden dijo que el plan, junto con su ley de infraestructuras, suponen «la mayor inversión en el sector manufacturero en la historia de Estados Unidos», que asegurará que el país tenga «la economía más dinámica y productiva del mundo».

Aunque el plan «Build Back Better» (BBB) ha sido aprobado por la Cámara de Representantes, la propuesta de Biden ha quedado varada en el Senado por lo que el presidente está multiplicando los esfuerzos para garantizar su aprobación.

Entre los asistentes a la reunión, celebrada en la Casa Blanca, se encontraban Mary Barra (General Motors), Jim Farley (Ford), Brad Smith (Microsoft), Barbara Humpton (Siemens), Enrique Lores (HP) y Marc Benioff (Salesforce) entre otros.

Biden declaró al inicio de la reunión que el apoyo de estas empresas al programa BBB «es importante» a la vez que defendió su plan económico que ha permitido, según el presidente estadounidense, «el mayor crecimiento del empleo» en la historia así como el más fuerte crecimiento económico de los últimos 40 años.

El presidente estadounidense se refirió en concreto a Barra y Farley por la decisión de las compañías que dirigen de transformar sus plantas de montaje para la producción de vehículos eléctricos.

Biden destacó que GM anunció el martes la inversión en Estados Unidos de 7.000 millones de dólares, lo que creará 4.000 empleos, para incrementar la producción de vehículos eléctricos y que el año pasado Ford presentó la camioneta eléctrica F-150 Lightning, parte de una inversión de 11.000 millones de dólares de la empresa en la electrificación de sus productos.

El presidente también resaltó que la semana pasada Intel anunció 20.000 millones de dólares para construir una planta de semiconductores en Ohio, cantidad que se suma a otros 80.000 millones de dólares en inversiones comprometidas el año pasado para producir chips en Estados Unidos.

Biden terminó señalando que su plan BBB es considerado por muchos como «sólo gasto social» pero que él lo considera «un plan para bajar los precios para las familias y para que la gente trabaje».

(c) Agencia EFE