Afectados por accidentes muestran inquietud por vaivén de atención médica 

0
52

SAN PEDRO DE MACORÍS. Cada día, en las carreteras y calles de las distintas ciudades de la República Dominicana se producen accidentes lamentables que terminan con vidas humanas y otras quedan con lesiones permanentes. 

Un ejemplo de esto, es que en días pasados, y en menos de 48 horas, tres personas perdieron sus vidas en la provincia San Pedro de Macorís, engrosando así la larga lista de defunciones originadas por esos siniestros viales. 

Daniel Toledo y uno de sus hijos perecieron al chocar una motocicleta con un vehículo a la entrada de San Pedro de Macorís, próximo al puente Higuamo. Horas más tarde, también perdía la vida Elizabeth Reyes, quien se trasladaba en una motocicleta junto a otras dos personas, las cuales resultaron heridas. 

 Esto demuestra que los accidentes de tránsito en la región Este dejan un rosario de frustraciones y lamentaciones en familiares de víctimas que cada año pierden la vida a causa de los mismos. En la provincia de San Pedro de Macorís, el pasado año unas 45 personas perdieron la vida por esa causa, según datos suministrados por la Dirección General de Seguridad y Tránsito Terrestre (Digesett). 

REALIDAD VERSUS EXPECTATIVAS 

Hato Mayor registró en 2021, un total de 227 accidentes de tránsito, con un saldo de 11 fallecidos, y ya para los primeros dos meses de este año acumula 41 accidentes, en la mayoría de ellos se han visto envueltas las motocicletas. 

La Romana es otra de marcación perteneciente a la región Este, don- de cada día se producen accidentes de tránsito, algunos de ellos con pérdidas de vidas humanas, originados los mismos por factores como descuido al manejar, no respetar las señales de tránsito, la imprudencia de muchos conductores, entre otros. La Altagracia y San Pedro de Macorís figuran entre las provincias que registran mayor cantidad de accidentes de tránsito, según la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE). 

A pesar de este panorama, donde cada año se contabilizan numerosos accidentes de tránsito, en la actualidad ha surgido una gran incertidumbre sobre las atenciones médicas para personas lesionadas por este motivo. Y es que el pasado 28 de febrero venció el plazo de cobertura a las personas afectadas por accidentes de tránsito en la República Dominicana, algunas de ellas hospitalizadas tanto en centros clínicos privados como en hospitales públicos. 

La medida también afecta a otros lesionados que están en proceso de recuperación en sus hogares. La caducidad de este servicio llega en el momento que existe una crisis que afecta al Consejo Nacional de la Seguridad Social (CNSS), situación que impidió que en aproximadamente 5 meses los miembros de esa entidad pudieran sentarse y emitir una nueva resolución que prorrogara las atenciones. 

El jueves pasado el CNSS aprobó la resolución que da cobertura médica a los afectados por accidentes de tránsito. Aunque las distintas Administradoras de Riesgos de Salud (ARS), contactadas han expresado que han continuado dando asistencia a sus afiliados, el abogado Baldemaro Jiménez, conocedor de temas sobre riesgos laborales, apuntó que la crisis interna del Consejo Nacional de la Seguridad Social dada por la diferencia que existía entre el renunciante gerente general del CNSS y el ministro de Trabajo afecta a todos los afiliados al sistema, lo que a su vez ha dejado sobre la mesa varios conflictos como el de las Administradoras de Riesgos de Salud (ARS) con los médicos que reclaman aumento en base al per cápita, el cual debe decidirlo el CNSS. 

Baldemaro Jiménez.

Los afiliados que han sufrido accidentes de tránsito laborales, según la ley 87-01, que crea el Sistema Dominicano de Seguridad Social, deben recibir el 60 por ciento del salario mínimo cotizable. Sin embargo, hasta el momento no pueden recibir ese por ciento, porque no ha sido dispuesto por el CNSS. 

Jiménez agregó que el problema, además, permitió que el proyecto para la modificar la ley de seguridad social haya sido paralizado. Sobre la crisis que se ha presentado en el CNSS, la directora Provincial de Salud en Hato Mayor, Raquel Natividad Orando Vásquez, opinó que es urgente la modificación de los reglamentos que rigen esa entidad, para que no se presenten situaciones como la que se vive en la actualidad sobre los accidentes de tránsito, que podrían dejar sin cobertura a los usuarios. 

“En Senasa (Seguro Nacional de Salud) hemos continuando dando todas las atenciones tanto a los del régimen contributivo como a los del subsidiado”, externó Hipólito Medina, subdirector nacional de esa ARS, pero el nerviosismo de aquellos que están encamados en un hospital es evidente. 

Edificio Senasa.

CASOS SIMILARES 

El procedimiento para las atenciones a pacientes por accidentes de tránsito y su autorización por las distintas ARS lleva un proceso que inicia con la autorización para la cobertura, así como el pago de una licencia médica, si en el proceso el paciente realizó gastos en servicios médicos o medicamentos, estos les serán devueltos en un periodo de 30 días luego de la verificación de las facturas. 

“Los procesos legales que deben de seguir las personas afectadas por un accidente de tránsito son complejos”, así se expresó Diógenes Mención Pichardo, abogado especializado en la materia, puntualizó que lo primero que se debe de realizar es un trámite acudiendo a la Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (Digesett) donde se levantará un acta con las declaraciones de las partes involucradas sobre la versión del hecho. 

Sin embargo, en estos procesos muchas veces los usuarios deben pagar una diferencia que, puede ser costosa. Emmanuel Mota, víctima de accidente de tránsito expresó que ha recibido las atenciones en el hospital Antonio Musa, y que su ARS ha cubierto los materiales para la cirugía que le realizaron ya que conllevó la colocación de clavos en una de sus rodillas, pero si ha tenido que costear el precio de la sangre que requirió. 

Dijo que aunque ha recibido las atenciones no deja de preocuparle la situación, ya que si no se soluciona el problema podría quedar sin cobertura, porque es ahora que inicia su proceso de rehabilitación. 

La señora Aseniela Rincón, de El Seibo, se accidentó a principios de este mes, cuando perdió el control de su motocicleta. Esto le causó una fractura en un fémur, lo cual le trajo como consecuencia que fuese intervenida quirúrgicamente en tres ocasiones, pese a que su aseguradora cubrió el 80% de los gastos, dijo que conoció de otros pacientes que tuvieron problemas. 

“Gracias a Dios yo no tuve inconvenientes, el seguro de Senasa me cubrió en casi un 80%, pero sí se de otras personas que, al tiempo que yo, estaban accidentadas y, tenían inconvenientes de retrasos y debían resolver como pudieran”, afirmó. 

Por su parte, Ariel Sánchez, quien sufrió un accidente de tránsito hace unos tres años dice que ha quedado con lesiones permanentes y que recibió la cobertura total de las atenciones. Manifestó que contaba con el seguro Universal, y que se hizo cargo de los gastos que sobrepasaron el medio millón de pesos, ya que se mantuvo más de un mes ingresado en el hospital Ney Arias Lora de Santo Domingo, puntualizó que su ARS, hizo el traspaso a la Administradora de Riesgos Laborales, ya que su accidente se produjo en dirección a su trabajo y que en la actualidad cuenta con una pensión por discapacidad.