- Publicidad -
viernes, diciembre 9, 2022

La presión sobre las madres para que regresen al cuerpo que tenían antes del embarazo

las más vistas

PUNTA CANA. Poco después de que Sharon Oakley diera a luz en 2018, sus conocidos no tardaron en felicitarla por su apariencia. «Te ves muy bien, ¡realmente te has recuperado!», dice que la gente le decía a los meses de tener a su bebé.

Puede que pareciera así, pero la realidad era diferente. Si bien había perdido la mayor parte del peso que había ganado durante el embarazo, físicamente estaba sufriendo.

Ávida corredora, Oakley, una canadiense que vive en Yorkshire, Reino Unido, amaba trotar con su hijo en el cochecito, una rutina que retomó seis meses después de dar a luz. Pero perdía orina todo el camino. De vuelta en el trabajo, también comenzó a experimentar pérdidas de orina en la oficina.

Después de un complicado proceso de diagnóstico, a Oakley se le diagnosticó prolapsos de vejiga, rectocele y uterino, donde los órganos pélvicos, que no se mantienen en su lugar adecuadamente debido a un piso pélvico debilitado, se salen de su posición normal.

Cuatro años después, su condición ha mejorado. Pero todavía sufre pérdidas ocasionales. Lleva ropa interior de repuesto con ella a todas partes. Se preocupa cuando corre. Por un tiempo, pensó que podría tener que renunciar a su trabajo.

Problemas tras el parto

Historias como la de Oakley son mucho más comunes de lo que se habla públicamente. Si bien no siempre es sintomático, el prolapso de órganos pélvicos por sí solo afecta hasta al 90% de las mujeres después del parto.

Aproximadamente un tercio experimenta incontinencia urinaria, que también puede ser causada por un suelo pélvico demasiado apretado, tejido cicatricial o daño en los nervios.

La diástasis abdominal, donde los músculos abdominales que se separan para dar cabida a una barriga en crecimiento aún no se han vuelto a unir, -algo que puede hacer que la barriga parezca abultada y causar dolor, estreñimiento y pérdidas de orina, así como dificultad para caminar o levantar objetos- afecta al 60%.

E incluso en ausencia de lesiones específicas durante el embarazo o el parto, los cambios fisiológicos drásticos que ocurren durante el embarazo, el trabajo de parto y el posparto, desde las hormonas que le indican al cuerpo que retenga las reservas de grasa, hasta la presión sobre el suelo pélvico y los nutrientes que se extraen fuera de la dieta de la madre para alimentar a un feto o a un bebé lactante, significa que serequiere tiempo para recuperarse y sanar.

Pero muchas mujeres descubren que, una vez que nace el bebé, el mensaje que reciben no es para descansar y recuperarse. Es volver al cuerpo y comportamiento que tenían antes de quedar embarazadas.

En los medios de comunicación, los cuerpos de las celebridades posparto se diseccionan en función de si han perdido peso o no, con poco o ningún conocimiento de qué otras condiciones podrían estar enfrentando.

Abundan los programas de dieta y acondicionamiento físico dirigidos a las madres, relativamente pocos de ellos dirigidos por expertos en salud posparto. Amigos, familiares e incluso colegas suelen hacer comentarios sobre la apariencia física de una madre. Y mientras que el «cuerpo de papá», que se refiere a un hombre con un físico «promedio», está teniendo un momento de celebración, las personas que realmente dan a luz rara vez disfrutan de la misma libertad.

Para algunas madres, la presión de perder peso rápidamente, combinada con el apoyo médico y la atención posparto inadecuados, puede ser una mezcla tóxica, incluso peligrosa, que puede empeorar las lesiones del parto y dificultar la curación. También puede afectar la salud mental y física en uno de los períodos de la vida más vulnerables, con falta de sueño y emocionalmente turbulentos.

Convertirse en madre significa más que entrar en una nueva etapa de la vida. Es una transformación de la vida, la mentalidad, incluso la identidad.

Para muchas mujeres, es probable que sea la primera vez que son completamente responsables de un ser humano pequeño y vulnerable. También puede ser la primera vez que no trabajan o dependen económicamente de una pareja.

Sobre todo en países que no cuentan con una licencia parental adecuada o políticas de apoyo para el cuidado de los hijos, pueden estar enfrentando estrés financiero.

Y cuando regresan a su trabajo, las madres a menudo se sienten presionadas a proyectar una imagen de que la maternidad no las ha cambiado, para evitar la «multa de la maternidad«, que afecta sus salarios y perspectivas laborales.

Eso es a pesar de que es bien sabido que tener hijos no solo afecta las prioridades de las personas sino que incluso les cambia el cerebro.

Todo esto está sucediendo, por supuesto, en un momento en que muchas mujeres están más agotadas que nunca. Se están recuperando físicamente del embarazo y el parto. Y más de una cuarta parte está experimentando problemas de salud mental como depresión posparto o trastorno de estrés postraumático relacionado con el nacimiento.

Sin embargo, además de todos estos factores estresantes omnipresentes, las madres, sobre todo en Occcidente, se enfrentan a la presión de «recuperarse» rápido, y que no se vean como si hubieran estado embarazadas o tenido un parto o un hijo.

«Muchas nuevas madres que dan a luz sienten que tienen que hacer mucho para demostrar que su embarazo no las cambió ni a ellas ni a sus cuerpos en absoluto», dice Jennifer Lincoln, obstetra, ginecóloga y especialista en lactancia en Portland, Oregón, Estados Unidos.

Esta es una «realidad inalcanzable para muchas», dice. Sin embargo, las mujeres aún internalizan esta presión y, a veces, llevan sus cuerpos al límite de manera peligrosa.

«He visto a personas que comenzaron a hacer ejercicio solo una semana después del parto y luego tuvieron problemas con el prolapso cervical y uterino porque hicieron demasiado esfuerzo y aumentaron el sangrado», dice Lincoln.

«También he tenido padres biológicos que estaban amamantando pero que redujeron sus calorías demasiado drásticamente y su suministro de leche se redujo».

BBC

- Advertisement -

Artculos Relacionados

- Advertisement -

Ultimos Artículos

A %d blogueros les gusta esto: