- Publicidad -
martes, noviembre 29, 2022

Especialista en nefrología afirma esta
área de la medicina necesita ayuda urgente

las más vistas

HIGÜEY. El doctor Gregorio Leonardo Sánchez, especialista en nefrología, trasplante renal, diálisis peritoneal, hemodiálisis, medicina interna, y médico encargado del departamento de Nefrología del hospital Nuestra Señora de la Altagracia (HGENSA), afirmó que esa área de la medicina necesita más apoyo del Gobierno Central y de las Administradoras de Riesgos de Salud (ARS).

Señaló que el sector que ofrece tratamiento de hemodiálisis está atravesando por la peor crisis, jamás vista, ya que existe un aumento en todos los insumos que se usan para todos los tratamientos sustitutivos de la función renal, aumento de los estimulantes de la médula ósea, “y las ARS y el gobierno continúan pagando lo mismo que hace 20 años”.

Puntualizó el galeno que “se necesita urgentemente que se haga una revisión exhaustiva de los niveles de inflación que ha sufrido el país en los últimos 10 años, para así ajustar los precios que pagan las ARS en las diálisis”.

Es por ello que el Gobierno debería reunirse y tomar medidas drásticas, porque de no ser así el sector privado en diálisis desaparecerá. “Esto sería terrible, ya que los hospitales del Gobierno no tienen capacidad para albergar todos los pacientes que demandan tratamiento óptimo de la terapia de sustitución de diálisis”.

Asimismo, expuso que “en cuánto a la prevención temprana se debería establecer políticas de salud de Estado, pero lamentablemente en República Dominicana no se tiene una planeación ni un proyecto nacional de salud. Y tampoco se tiene definido un programa de prevención para la suficiencia renal crónica, ni para la detección temprana de la diabetes, hipertensión”.

Indicó el especialista que “sus pacientes prácticamente viven una vida normal, y que con la programación de su diálisis deben asistir tres veces por semana al centro de diálisis asignado, a tomar su terapia de 4 horas. Dijo que en su hogar “deben seguir tomando sus medicamentos asignados, para presión arterial, el metabolismo calcio fósforo, la anemia y llevar una dieta balanceada, para no llenarse de líquidos”.

Además, explicó que “para diagnosticar un paciente con deficiencia renal deben realizarse estudios de laboratorio, con estudios sonográficos y clínica; la clínica es la manifestación del paciente cuando cambia su piel de color”. Del mismo modo, explicó que “presentan síntomas como falta de ánimo, anorexia (falta de apetito), náuseas y vómitos.

Y un dato muy importante, cuando el riñón del paciente está dañado, el paciente sufre de nicturia polaquiuria, que, es un trastorno de sentir deseos de orinar, pero al hacerlo orina en pequeñas cantidades, ya que se pierde la capacidad de concentrar la orina”.

El especialista, explicó que los pacientes para ser trasplantados los envía al Programa Nacional de Transporte, que funciona en la Plaza de la Salud, y en el hospital Luis Eduardo Aybar (Morgan) en Santo Domingo. La semana pasada, se trasplantó a un paciente de la ciudad de Higüey, con el cual ya son 54 pacientes trasplantados, que según el doctor Sánchez se encuentran en óptimas condiciones”.

- Advertisement -

Artculos Relacionados

- Advertisement -

Ultimos Artículos

A %d blogueros les gusta esto: