- Publicidad -
martes, septiembre 27, 2022

¿Bajo el cuidado de quién?

las más vistas

LA ROMANA. El cuidado de un niño, niña, o adolescentes es una tarea no acta para cualquier persona y sobre todo si no es su progenitor o un familiar quien lo hace. Pero la realidad social y económica del país se refleja de igual manera en los habitantes de la región Este, lo que obliga a los padres a depender de una persona para el cuidado de sus hijos mientras trabajan.

Sucede que las personas que por lo regular se dedican a este oficio no cuentan con la preparación profesional para desempeñar las funciones de niñera. A pesar de que el Estado cuenta con estancias y guarderías infantiles, estas no son suficientes para albergar la gran cantidad de menores. Muchos se quedan fuera de las instalaciones y es entonces que entran en escena las niñeras informales o las guarderías informales, las cuales prestan sus servicios desde sus hogares o edificaciones rentadas.

MODO DE OPERACIÓN

El oficio de niñera opera de formas diferentes en las provincias del Este. Por ejemplo, en La Romana y San Pedro de Macorís es común ver cada mañana a madres con sus pequeños en brazos dirigirse a la casa de su vecina, para luego irse a sus centros de labores.

En La Romana los padres llevan a sus hijos antes de ir al trabajo a las 7:00 de la mañana y lo recogen en la tarde a las 5:00 de la tarde. Este servicio le cuesta al progenitor RD$2,500 pesos semanales. Los alimentos son provistos por la madre. Mientras que, en San Pedro de Macorís, el costo del cuidado de un niño es mucho menor. Minerva Sosa, quien reside en la calle 14 de Junio del sector La Puerta en San Pedro, cuida 2 niñas, una de 1 año y 6 meses y otra de 4 años.

Dijo que recibe un pago que varía de acuerdo a los días de cuidado. Para ella el dinero no es lo más importante, ya que el cariño que le toman los infantes es inmenso y se crea un vínculo como si fuera madre e hijo. Afirmó que una de las niñas la llevan a su casa 3 días por semana, por lo que sus padres pagan 3 mil pesos mensuales. Mientras que la madre de la otra hace un pago de mil pesos semanales.

“Yo he llegado a tener hasta 5 niños aquí, eso varía, pero ahora tengo a estas dos, porque también es un servicio y una gran responsabilidad que uno tiene ya que, son niños bastantes pequeños y el cuidado debe ser estricto” señaló Sosa.

En Higüey y la zona turística de Verón-Punta Cana, provincia La Altagracia, también es muy requerido el trabajo de las niñeras. Esto así porque el padre o la madre desempeñan sus labores durante el día y en otros casos de noche, en áreas tan intensas como el turismo. Cabe destacar que en este Distrito Turístico de Verón-Punta Cana, la gran mayoría de las niñeras viven en las casas de los padres de los niños que cuidan. Algunas no solo se dedican a estas tareas, sino que también se ocupan de cocinar y limpiar, además del paseo de los infantes.

En esta demarcación turística, el costo de los bienes y servicios son más elevados que en otras localidades. Los sueldos de estas trabajadoras no compensan las múltiples funciones que desempeñan, pues los salarios oscilan entre 12 y 15 mil pesos mensuales. Una niñera higüeyana, quien quiso mantener su identidad anónima, explicó que el cobro es relativo por la cantidad de niños que haya en el hogar. Por ejemplo: si existe una cantidad de 20 niños en esa guardería, pagan de RD$2,500 pesos o más, cada 15 días, pero si son 10 niños pueden pagar RD$3,200 pesos o más.

En el caso del El Seibo y Hato Mayor, al ser ciudades que su economía no depende del turismo, zonas francas u otras empresas, los casos de mujeres niñeras no es común. Esto acarrea que, la gran mayoría de madres, Guardería la Tía Dave Higüey. principalmente de escasos recursos a la hora de buscar a quien les cuide sus niños, lo dejan con un familiar.

Por lo regular el familiar más asiduo para este tipo de cuidado son las abuelas, tías de los pequeños o tías de las madres, incluso hay mamás que dejan a sus niños con vecinas. Ese es el caso de la madre Yoli Mercedes, quien tiene dos niños, uno de un año y otro de tres, y los deja con su bisabuela. “Yo no puedo pagarle a nadie para que me los cuide, porque no gano suficiente. Lo que hago es que cuando puedo le hago compra o le doy unos mil pesos a ella por tenérmelos hasta la noche.

Igual no vas a encontrar a una gente joven que te lo agarre o te lo cuide, porque si no están en las misPatio para recreación de guardería La Romana. Guardería Estancia Infantil Arcoíris en Hato Mayor. Casa de cuidado de niños San Pedro de Macorís. Oficinas regional Este Inaipi y Conani. mas, sabes no te lo atenderán bien”, describió.

VENTAJAS Y DESVENTAJAS

Jennifer Almonte, madre de una niña, dijo que la ventaja que ella tiene al dejar su hija con una niñera, es que puede salir a trabajar y recogerla a cualquier hora, debido que la niñera trabaja en horario flexible. Sin embargo, expresó que existen muchas desventajas, ya que realmente no conoce bien a la niñera, no sabe el trato que tiene con la niña. Además, dijo que los descuidos en algunos casos, que tienen hacia los niños, es uno de los aspectos más negativos, que en algunas ocasiones le han ocasionado lesiones graves.

REGULACIÓN

La procuradora fiscal del Tribunal de Niños, Niñas y Adolescentes de La Romana, Ivelisse Gabriel Del Rosario, manifestó que el oficio de niñeras se da en acuerdos que se realizan entre los padres y las cuidadoras. Refirió que el tribunal no tiene competencia en esos casos, siempre y cuando no exista una denuncia en que se vulnere los derechos de los menores.

En ese mismo tenor la directora regional Este del Consejo Nacional Para la Niñez y la Adolescencia (Conani), Linda Mota Polanco, y Adelfa Feliz Báez, directora regional Este del Instituto Nacional de Atención Integral a la Primera Infancia (Inaipi), coincidieron en que están para regular y velar por el correcto trato y desarrollo de la niñez en las instituciones registradas del Estado y las Organizaciones No Gubernamentales (ONGS).

Reconocen que la Ley 136-03 que crea el Código para el Sistema de Protección y los Derechos Fundamentales de Niños, Niñas y Adolescentes adolece de la regulación, capacitación y certificación para aquellas personas que cuidan los menores en sus casas y que solo interviene cuando existe una violación a los derechos de los niños, niñas y adolescentes.

Recomendaron a los padres a nunca dejar a sus hijos con personas extrañas, sino que busquen una institución regulada por el Gobierno como los Centro de Atención Integral a La Primera Infancia (Caipi), que cuentan con un personal capacitado y a la vez esos lugares le garantizan el correcto desarrollo y aprendizaje.

Pedro Álvaro Richiez, abogado laboral, expresó que a su juicio quien capitaliza el oficio de niñeras, consideradas empleadas domésticas, es el propio Ministerio de Trabajo. Aclaró que no hay ninguna institución que las certifique. “Usted contrata a una empleada doméstica y nadie regula si está inscrita en la Seguridad Social y todas esas implicaciones”, dijo el abogado.

- Advertisement -

Artculos Relacionados

- Advertisement -

Ultimos Artículos

A %d blogueros les gusta esto: