- Publicidad -
martes, septiembre 27, 2022

Otro regreso a clases traumático

las más vistas

PUNTA CANA. Desde que se fundó el Ministerio de Educación en la República Dominicana, en 1844, las carencias han sido las mismas: falta de presupuesto, escasez de maestros, limitación en cantidad de cupos y deficiencias en los planteles educativos. Hoy, 19 de septiembre, estaba supuesto a ser el inicio del año lectivo 2022-2023 en el sector público. Y volvieron las historias de padres preocupados, porque no encuentran espacios en las escuelas para colocar a sus hijos.

El Gobierno dominicano, faltando pocos días para que iniciara este año escolar, se excusó diciendo que la presente gestión heredó una deuda por concepto de escuelas que ya estaban terminadas, ascendente a unos RD $3,443 millones 814 mil 711 con 39 centavos. Fue el mismo presidente Luis Abinader quien se reunió el pasado lunes con representantes de medios de comunicación y líderes de opinión, para conversar sobre la situación encontrada en agosto de 2020, dos años después.

El mandatario informó que al llegar al Gobierno encontraron 718 planteles en construcción, de los cuales 342 son planteles en proceso de edificación y 376 del 20% del avance de ejecución y sin solar. Indicó que “se pueden terminar 342 planteles, de los cuales en este momento se ha restablecido la construcción de 164”.

LOS MISMOS TROPIEZOS

Las largas listas de estudiantes en espera por un cupo denotan que año tras año la situación no ha cambiado. No es solo cuestión de deudas pendientes, sino que el Estado no ha sido capaz de acabar con la penosa encrucijada a la que se enfrentan miles de padres cada año escolar.

El presidente de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP), Eduardo Hidalgo, dijo recientemente que, aunque el Gobierno y el Ministerio de Educación hablen de 100 mil estudiantes sin cupo, el entiende que son 300 mil los alumnos en listas de espera. El educador Felipe Mota considera que una de las principales dificultades que enfrenta este año escolar es que con la llegada de un nuevo ministro de Educación se realizaron cambios administrativos.

Mota explicó que una semana antes del inicio del año del escolar se hizo una nueva adecuación curricular. Esto significa que el currículo educativo fue actualizado y se le hicieron cambios y ajustes. “El profesor que tenía un patrón de enseñanza y a ley de una semana de empezar las clases ya lo cambiaron. Ya hay que reinventarse para llevar algo nuevo”, exteriorizó. También manifestó que la mecánica de clases se cambió, y en vez de trabajar por unidad, ahora será por proyectos, con una nueva metodología.

Dijo que otra de las dificultades que enfrentan es la sobrepoblación. Esto porque al recibirse la orden desde el Ministerio de Educación de que inscriban a todos los estudiantes, ahora no hay espacios donde proporcionarles la docencia a tantos alumnos. La promesa hecha por Educación es que alquilaran colegios y demás lugares para estos fines, pero hasta la fecha no se ha hecho.

Mota recomendó que lo mejor será que Educación se organice mejor para que los cambios administrativos no afecten las mecánicas. Opinó que debe hacerse un plan para que haya una secuencia en los trabajos. “Deben planificarse mejor para que cada año no esté pasando lo mismo. Cada año escolar nos enfrentamos con el mismo círculo”, expuso el docente.

MÁS EXCUSAS Se recuerda que el presidente Abinader explicó que diversas situaciones impedían la terminación de los centros educativos, tales como problemas de terrenos, presupuestos contratados deficitarios, procesos de sorteo con un inadecuado pliego de condiciones, procedimientos poco transparentes y violación a la Ley. El jefe de Estado puntualizó que estos centros ya se encontraban paralizados por diversas razones desde antes de su llegada al Gobierno, el 16 de agosto de 2020.

Expresó que todo este proceso estuvo viciado desde el punto de vista administrativo, del sistema financiero y técnico, por lo que ha sido necesario hacer una revisión de todos estos aspectos. La falta de escuelas es la razón principal por la que los estudiantes se encuentran en lista de espera.

CENTROS SIN TERMINAR EN SAN PEDRO

La provincia de San Pedro de Macorís tiene un total de 12 planteles que están entre un 80 y 90 por ciento de su proceso de construcción. Su terminación no conllevaría una inversión extraordinaria de recursos económicos, pero sí vendrían a solucionar una situación de sobrepoblación existente en distintas escuelas de esta demarcación. Centros como Liceo Villa Maranatha, Juan Pablo Duarte, Escuela Villa Blanca, Campiña, y escuela Guayabal de San José de los Llanos están en un 80 por ciento de construcción de su planta física. En tanto que la escuela primaria que se construye en Villa España está en un 85 por ciento, al igual que la del sector Filiu del municipio Consuelo.

En tanto que varias obras sobrepasan el 90 por ciento en construcción, como son escuela básica San Carlos y el liceo Eugenio María de Hostos en el municipio Quisqueya, así como la escuela Campiña en la comunidad Boca del Soco. Estos centros tienen más de 6 años esperando por su terminación.

Sin embargo, su terminación aún no está establecida, ya que las autoridades educativas solo se limitan a decir que están en un proceso legal. “Todavía a esta altura de juego tenemos una gran cantidad de contratistas que tienen 6 años y más con contratos de Educación, con dinero en las manos y no han podido terminar el centro, porque se han presentado unas series de anomalías”, expresó Isidro Ramírez, quien es el director regional de Educación 05. Ramírez sostuvo que esa situación Dinorah Vargas Rivera, directora del liceo Profesor Antonio Desí, en Higüey.

Varias madres desesperadas en busca de inscripción para sus hijos en Higüey. no es exclusiva de San Pedro de Macorís, puntualizando que en su regional, que además de San Pedro de Macorís comprende a las provincias de La Romana y Hato Mayor, existen unos 60 centros en las mismas condiciones. Señaló que en algunos centros ya se ha comenzado a trabajar, con el objetivo de que antes de finalizar este año puedan ser incorporados. Sin embargo, muchos padres, cuando acuden a un centro escolar, se encuentran con la situación de que no hay cupos disponibles para inscribir a sus hijos.

ANGUSTIAS POR FALTA DE CUPOS EN HIGÜEY

Distintos centros educativos de la ciudad de Higüey ya se están preparando para el inicio del año escolar 2022- 2023. Sin embargo, existen muchas problemáticas que no se han resuelto aún. Y uno de estos problemas es que los estudiantes regresaran a sus aulas, y en la mayoría de los casos las encontrarán en el mismo estado que las dejaron tras sus vacaciones: con evidentes descuidos de mantenimiento.

Además, existen una gran cantidad de estudiantes que aún no están inscritos en ninguna institución educativa del Estado, por falta de cupos. Tal es el caso de la escuela básica Mamá Tingó, que mantiene sus puertas cerradas, con el fin de no brindar ninguna información a ninguna persona.

Así lo manifestaron algunas madres que todos los días esperan a las afueras de dicha escuela, para que se les den respuestas sobre la solicitud que realizaron hace meses, sobre todo en torno a la entrega de documentos de sus hijos. Además, explicaron que no han recibido ninguna respuesta y aunado a esto, no las dejan entrar a la institución, aseguran madres consultadas por este medio.

Del mismo modo, en el liceo Gerardo Jansen se pudo observar que el centro educativo se encuentra en condiciones poco aptas, y no se ha hecho ninguna intervención de parte de las autoridades educativas. Por su parte, Dinora Vargas Rivera, directora del liceo Profesor Antonio Desí, expuso que el proceso para las inscripciones del nuevo año escolar se realizó un levantamiento desde el mes de mayo, para así tener una directriz de con cuántos estudiantes se contaba e identificar los espacios en los diferentes grados.

Asimismo, dijo que el mes de agosto realizaron las inscripciones formales, conjuntamente con la lista de espera, y que el centro asumió 30 de 50 estudiantes, y los 20 restantes habían sido trasladados al distrito escolar para buscarles inscripciones en otros centros educativos. Por otro lado, Altagracia Capellán, técnico del Distrito Educativo 12-01 de la ciudad de Higüey, indicó que en la mayoría de los centros urbanos y rurales intervenidos, se están acondicionando con recursos que posee el distrito, realizando trabajos de pintura, remozamiento, plomería y electricidad. Esto con el fin de garantizar que dichos centros estén aptos para recibir a los estudiantes.

- Advertisement -

Artculos Relacionados

- Advertisement -

Ultimos Artículos

A %d blogueros les gusta esto: