- Publicidad -
martes, septiembre 27, 2022

Barrios de zona Sur de San Pedro exigen atención, pero el Gobierno no hace caso

las más vistas

Jesús Sánchez
Jesús Sánchez
Egresado de la Escuela de Comunicación Social de la Universidad Central del Este (UCE) en San Pedro de Macorís en el año 2001, ha trabajado en medios radiales en la conducción de programas de opinión, así como en el área de Relaciones Públicas Institucional. Locutor Profesional Egresado de la Escuela Nacional de Locución, profesor Otto Rivera en el año 1995. Ha realizado diversos diplomados como: Periodismo Económico, impartido por el Banco Central de la República Dominicana, Comunicación y Derecho Constitucional, con el aval del Tribunal Constitucional, El Colegio Dominicano de Periodistas y la Universidad Autónoma de Santo Domingo, Periodismo Ético, a través del Ministerio de Educación Superior, Ministerio de Economía, Universidad Autónoma de Santo Domingo y Colegio de Periodistas. Miembro del Sindicato Nacional de trabajadores, Círculo de Locutores, Colegio Dominicano de Periodistas, del cual fue su Secretario General de la seccional de San Pedro de Macorís, Asociación de Cronista Deportivo y Círculo de Periodistas de la Salud (CIPESA). Es Facilitador del Instituto Nacional de Formación Técnico Profesional (INFOTEP) además cuenta con Habilitación Docente en la Universidad Central del Este.

SAN PEDRO DE MACORÍS. La falta de agua, calles en malas condiciones, deficiencia en los tendidos eléctricos, contaminación de las aguas por no disponer de un sistema sanitario adecuado, son los principales problemas que presentan los sectores ubicados en la parte Sur de la ciudad de San Pedro de Macorís.

Estos males han afectado por años el desenvolvimiento de los residentes en esos sectores. Los líderes comunitarios de San Antón, Pedro Justo Carrión, Villa Faro, Filipinas y Japón, que son los sectores que conforman esa parte de la ciudad, viven con un reclamo constante. En la mayoría de los casos son ignorados por las autoridades responsables de buscarle solución.

La falta de un eficiente servicio de agua ha provocado que los habitantes de allí tengan que improvisar posos para extraer el preciado líquido para los quehaceres del hogar, pero la ausencia también de un servicio de alcantarillado sanitario los obliga a cavar pozos para descargar los sanitarios, produciéndose así, las contaminaciones de las aguas que utilizan para el consumo.

Esta situación con frecuencia ocasiona enfermedades gastrointestinales. Ercilio Caraballo Sosa, preside la Junta de Vecinos del barrio San Antón, y es uno de los dirigentes comunitarios de la zona Sur de la ciudad que mantiene un vivo reclamo para que se mejoren las condiciones de las calles de su sector.

Sostiene que la principal vía de su barriada, que lleva por nombre calle El Puerto, está completamente intransitable. Solicita la intervención del Ministerio de Obras Públicas, para que ese sector sea incluido en el programa de asfalto que se desarrolla en la provincia de San Pedro de Macorís.

SIN AGUA Y PROBLEMAS EN TENDIDO ELÉCTRICO

San Antón también padece de un eficiente servicio de agua, y el tendido eléctrico es un peligro público, ya que sus moradores han tenido que improvisar la colocación de alambres de cordeles para conducir la energía eléctrica a sus respectivas viviendas.

“San Antón tiene que ser el barrio que en más malas condiciones tiene sus calles, y ya estamos a punto de que los niños regresen a la escuela. Cada una de las calles que dan al centro educativo del sector están intransitables, por lo que los niños y profesores van a seguir pasando trabajo para poder ingresar, si no se nos toma en cuenta”, expresó Caraballo.

Mientras que Gelina Santana, presidenta de la Sociedad de Padres y Amigos de la Escuela, expresó que tienen algunos inconvenientes de filtración en el centro. Además, denuncia la falta de un profesor de deportes, y que se produzcan mejoras en la calidad del desayuno y el almuerzo que se les sirve a los estudiantes, ya que en el pasado año escolar esta no reunía la calidad suficiente.

Villa Faro es otro de los sectores que ha vivido en el olvido por largos años. Su entrada muestra un panorama de abandono, ya que la vía principal se encuentra llena de lodo y la promesa de la remodelación de la playa municipal El Faro, se ha quedado en simple promesa. Sus residentes tienen esperanza de que se le tome en cuenta, ya que su adecuación podría cambiar el aspecto de abandono que presenta el entorno. El barrio Pedro Justo Carrión no es la excepción.

Los problemas de las vías afloran desde su entrada hasta las demás vías internas, siendo la situación tan crítica que en varias ocasiones la ruta de guagua que por ahí transita ha tenido que ser interrumpida por las malas condiciones. Emiliano Tolentino, quien preside el bloque Sur de la Unión de Juntas de Vecinos y Líderes Comunitarios, y además es presidente de la Junta de Vecinos del barrio Pedro Justo Carrión, sostiene que los problemas de inundación son constantes allí.

Indica que en la actualidad el Ayuntamiento del municipio está inmerso en la colocación de tuberías para tratar de corregir la situación. También señaló que viven en un estado de incertidumbre, ya que la inseguridad que presentan los postes del tendido eléctrico en algunas calles es un gran peligro.

Apunta que han tenido que colocarlos de manera improvisada, debido a que se han cansado de solicitar solución a la Empresa Distribuidora de Electricidad del Este (EdeEste). Sin embargo, afirman que allí no se les hace caso, teniendo ellos que estar con un cuidado extremo para que los niños del sector no se coloquen cerca de esos postes, debido a que en cual quier momento se pueden ir al suelo y afectarlos.

Los residentes en estos sectores han reclamado por años la solución del problema del agua, que ha sido una situación que los ha afectado por más de 20 años. Además, piden solución del problema de desbordamiento de las aguas residuales, que con frecuencia afectan a las viviendas, originando serios problemas en los hogares. Ante la situación de las aguas residuales, las pasadas autoridades del Instituto Nacional de Agua Potable y Alcantarillados (Inapa) iniciaron la construcción de un Cárcamo de Bombeo, el cual solucionaría esa problemática.

Pero el lugar donde se iba a construir encontró la oposición de los comunitarios, ya que estaría ubicado frente a la playa municipal, por lo que ellos entienden que no era factible. Esa situación generó una serie de contradicciones entre comunitarios y autoridades del Inapa, viéndose esta institución en la obligación de tener que anunciar la suspensión de la construcción.

AUTORIDADES Y SOLUCIÓN DE PROBLEMAS

A estos sectores se ha presentado en varias ocasiones el director ejecutivo del Inapa, Wellington Arnaud, quien ha prometido que en esta gestión el problema de la falta de agua será cosa del pasado. Sobre esta situación, este medio consultó al encargado provincial del Inapa, Miguel Ángel Gómez, pero dijo que están a la espera de que concluya la licitación para que puedan salir los fondos para luego dar inicio a la obra la que conllevaría la colocación de nuevas tuberías y sistema de bombeo, para que el agua pueda llegar con la presión que requiere la zona.

- Advertisement -

Artculos Relacionados

- Advertisement -

Ultimos Artículos

A %d blogueros les gusta esto: