- Publicidad -
miércoles, septiembre 28, 2022

Rio Dulce con gran potencial ecoturístico, pero ignorado por las autoridades

las más vistas

LA ROMANA. Río Dulce o Ría Romana representan un lugar encantador, el cual es visitado por residentes de esta ciudad, pero con muchas dificultades. Esto debido a las malas condiciones de sus vías de acceso. A pesar de tener muchos atractivos y ser un área declarada como protegida, no se está aprovechando ecoturísticamente. Si allí se desarrollara un proyecto de este tipo, representaría un aporte incalculable para la economía y el cambio de vida de las comunidades establecidas a orillas del río. Río Dulce en su área más conocida.

Inicia en la parte noreste de la provincia La Romana, próximo al sector Altos de Río Dulce. Lo completan los sectores de Nalga o Trasero del Maco, El Abejal, Catanga, finalizando hacia el sur con Río Salado. Estas últimas cuatro comunidades mencionadas las componen personas pobres, que se dedican a la pesca, trabajos en la construcción, zonas francas y cualquier oficio o trabajo eventual que le permita sobrevivir, ya que carecen de todos los servicios básicos.

CONTAMINACIÓN DEL RÍO

El área resguardada de Río Dulce está ubicada, específicamente, por el paso de La Luisa. Al estar protegida por el Ministerio de Medio Ambiente recibe un cuidado especial, aunque algunas personas que visitan esta zona, al terminar su día de recreación dejan desechos sólidos, que luego terminan dentro del río. La zona más contaminada del río es en los sectores ya mencionados anteriormente. Allí se vierten todas las aguas residuales, las cocinas y baños. Además, hay 9 cañadas que traen consigo todo tipo de desechos de las diferentes calles de la ciudad. Las aguas residuales y los desechos sólidos finalmente terminan en el afluente, principalmente cuando llueve, pues se acumula el plástico y otros desechos contaminando así todo el río.

POTENCIAL ECOTURÍSTICO

La Romana es la única ciudad que vive a espaldas del río y el mar. Así lo expresó el ambientalista y arquitecto Alberto Pujols, quien dijo que las autoridades están dejando perder una gran oportunidad de aprovechamiento de esta área protegida. “Río Dulce tiene un potencial increíble. Los países desarrollados en el mundo que tienen algún recurso natural, llámese un río que lo atraviese o que viven frente al mar, aprovechan esos recursos y enfocan la ciudad hacia esos recursos naturales que tiene y lo aprovechan al máximo, sin embargo, en La Romana vivimos de espalda a esos recursos, tanto al mar como al río”, expresó Pujols.

El ambientalista afirmó que el lugar posee categoría cuatro, que lo coloca como refugio de vida silvestre. Indicó que su biodiversidad de especies en la zona, permite perfectamente que esa área sea explotada ecoturísticamente. Precisó que se puede aprovechar con deportes extremos como zip line, excursiones en kayak, góndolas para paseos, incluyendo tours con cenas románticas en el río y a la vez construir restaurantes a orilla del afluente. Además, añadió que La Romana tiene una pequeña Venecia.

Dijo que, si las autoridades competentes tuvieran la visión de desarrollo para esas localidades, alrededor de 2 mil familias se beneficien económicamente transportando y guiando a los turistas locales y extranjeros. Manifestó que esto permitiría que su estilo de vida cambie y que ya no solo vivan específicamente de la pesca u otros oficios sino directamente del ecoturismo.

PROTECCIÓN

El también ambientalista Rafael Guillen promueve una visión enfocada en la creación de un concejo de cuenca, para proteger toda la cuenca del río y limpiar algunas lilas y plantas que impidan el recorrido y elevación del caudal. Dijo que de esa forma se pueden crear tours de navegación en la parte más alta y bajas del río. Señaló que el desarrollo sostenible de la Ría Romana se puede realizar con la inclusión de senderos para recorridos a pies, conociendo la flora y fauna, y paseos a caballos. En ese sentido el expresidente de la Asociación de Pescadores de Río Salado, Ramón Ramírez (El Pinto), indicó que sería de gran ayuda que el río se pueda desarrollar ecoturísticamente.

Precisó que el Estado debe ayudar con la construcción de la infraestructura para la zona, y que los proyectos de desarrollo estén dirigidos por el Ministerio de Turismo, Medio Ambiente y con una vigilancia estricta de la Policía Turística (Politur). “Aquí hay un problema central y es que existen 9 cañadas de aguas residuales. Cuando llueve toda esa basura plástica viene al río, arrastrada por los contenes y las corrientes de aguas la empuja a los manglares. Lo que pedimos a las autoridades es que pongan la vista en nosotros, construyendo el puente peatonal y el muelle público para hacer de la Ría Romana una parada turística”, sostuvo Ramírez.

Señaló que las embarcaciones pudieran salir desde el muelle público, previa construcción del mismo, o de la marina y que esto impactaría positivamente a las comunidades con un desarrollo sostenible. Indicó que con esto se beneficiarían los dueños y capitanes de lanchas, los jóvenes marinos y también se abrirían comercios de ventas de alimentos, negocios de artesanías y gif shop. Todo esto con paradas establecidas en el río, para que los turistas locales y visitantes puedan disfrutar de sus refrescantes aguas por medio de un chapuzón natural.

AUTORIDADES

Michael Jefry De Aza Areché, director de Medio Ambiente del Ayuntamiento Municipal de La Romana, coincide en el traslado de parte de la comunidad establecida a orillas del río a un plan habitacional que podría estar ubicado en las afueras de la ciudad. Dijo que esto permitiría que en esos terrenos recuperados se construyan restaurantes, hoteles y negocios que puedan mejorar el estilo de vida de los que queden residiendo en la comunidad. Expuso que el lugar tiene un valor ecoturístico, pero que no se ha desarrollado porque se necesita la rápida intervención del Gobierno, esto por los limitados recursos del Ayuntamiento.

Empezando con la ayuda para la construcción de filtrantes, sépticos, recolectores de aguas residuales y otras infraestructuras que ayuden a crear las condiciones adecuadas para descontaminar la zona, para luego desarrollarla. Informó que mientras tanto el Ayuntamiento mantiene el servicio de recogida de basura en todas las comunidades que bordean el afluente. Además, precisó que se está perdiendo y desaprovechando recursos económicos por la falta de explotación del río.

“Sería bueno tomar esa zona y darle tours a los turistas por el río completo, que puedan apreciar la naturaleza hermosa que tenemos ahí. Eso es increíble, una vista preciosa. Ese desarrollo beneficiaría grandemente, no solo a los moradores de todo el río, sino también a la ciudad”, precisó Areché. Este medio buscó la posición de la Gobernación Provincial, Medio Ambiente y Recursos Naturales de La Romana sobre la situación de Río Dulce,
pero no fue posible.

- Advertisement -

Artculos Relacionados

Deja un comentario

- Advertisement -

Ultimos Artículos

A %d blogueros les gusta esto: