Play del sector Juanillo.

Verón-Punta Cana: Primer año de gestión municipal sacó mala nota en auge instalaciones deportivas

Verón. Dentro de los proyectos en agenda ofrecidos por el director distrital, Ramón Ramírez, a los munícipes al momento de asumir su cargo, se incluyó la construcción de importantes obras de interés ciudadano, así como el fomento de la cultura y del deporte, educación ciudadana, salud preventiva y la inserción social.

Al concluir la presentación de sus propuestas, Ramírez, dentro de las obras a construir, destacaba un gran polideportivo con multiuso incluido, para la alegría de la mayoría de los amantes del deporte en la zona, además de dotar a la ciudad de un moderno concepto de mobiliario urbano.

Además, “las obras serían acompañadas de un conjunto de acciones y programas que permitirán la transformación social y ambiental del municipio en poco tiempo, logrando colocarlo a la vanguardia en relación a otros en el país”, enfatizó Ramírez en su momento.

MÁS ALLÁ DE PROMESAS

Sin embargo, la realidad es otra distinta a lo prometido por el director distrital de Verón-Punta Cana. Esto, si se compara con las diversas instalaciones con que contaba el polo turístico al momento de asumir su cargo, construidas por gestiones anteriores y grupos empresariales de la zona y las nuevas infraestructuras edificadas en su primer año de gestión.

Los triunfos de las diferentes selecciones locales son disfrutados por todos los munícipes y residentes, ya que ponen en el alto el nombre de la región y el país, pero sus victorias no van compaginadas con las instalaciones que se cuentan en el Distrito Turístico de Verón-Punta Cana.

Sin embargo, la otra cara de la moneda es la realidad que enfrentan las diferentes disciplinas deportivas en todas sus categorías, que para lograr actuaciones destacadas tienen que andar brincando como los “chivos”, ya que no cuentan con una instalación deportiva de carácter público apta para realizar sus entrenamientos y compromisos oficiales.

“Realmente, eso ha sido una piedra de tropiezo para el proyecto de desarrollo de las actividades deportivas en la zona en los últimos años”. De esta manera se expresó Leonardo Pio, vicepresidente de la Asociación de Vecinos de Juanillo, sobre el impacto que tiene para el deporte no contar con canchas o instalaciones adecuadas.

Mientras que, Pedro Rodríguez, entrenador de la Academia de Béisbol Hermanos Rodríguez, señaló que “tenemos entre comillas un play para las prácticas de dos disciplinas, como el béisbol y el softbol, en las diferentes categorías, pero todo el mundo sabe en las condiciones en que está y las deficiencias que presenta para las prácticas de las mismas”.

Añadió que “somos dos academias que trabajamos en la misma instalación; nos rotamos y colaboramos entre ambas, para poder darle cabida a la mayor cantidad de deportistas, pese a las carencias de infraestructuras e instalaciones sanitarias, de buenos dogout y falta de oficinas administrativas para un mejor desempeño”.

José Cabrera, vecino de la zona de Villa Esperanza, también habló sobre la situación del que está llamado a ser el principal escenario del béisbol local en el distrito. “En muchas ocasiones, el terreno de juego se renta para realizar grandes eventos musicales y de campañas cristianas, lo que entiende ha perjudicado la preparación de los equipos que van a representar a la zona en las competencias regionales o nacionales”, detalla Cabrera.

Cancha del sector Samaritano I.
Cancha del sector Samaritano I.

 CON CARÁCTER DE URGENCIA

En la actualidad, sólo se cuenta con una nueva cancha construida por la actual gestión distrital (la de multiuso en el sector Lantigua) y la recuperación de dos canchas multiuso, en Lotificación Verón y Mi Casita Bella; además de las rejas exteriores y el techado de la tribuna en el play de Villa Esperanza, y próximamente la cancha en Las Dos Jardas (falta por entregar).

En el proceso de preparación de los jóvenes, se pone en evidencia las pobres condiciones que tienen que enfrentar todas las academias deportivas de la zona en los diferentes deportes, factor que impide que puedan desarrollar su trabajo de forma estable y con todos los elementos necesarios para llegar en plenitud de condiciones a los retos que les esperan.

A esta situación no escapan los residentes de las comunidades El Macao, La Ceiba, El Salado y zonas cercanas, así como de Las Lagunas de Nisibón. Esta realidad ha podido ser constatada en reportajes anteriores realizados al respecto por este medio.

“Tenemos que salir a buscar canchas; muchas veces no las encontramos o las encontramos lejos de nuestros hogares. Además, las canchas presentan muchas precariedades para realizar el trabajo, y eso está limitando lo que es el desarrollo de los jugadores”, explica Luis Cabrera, deportista de El Macao, acerca de las circunstancias que enfrentan para encontrar un lugar donde practicar.

“Hay momentos en los que hemos estado en los juegos de béisbol en el terreno que funciona como play, y después que estamos en el mismo nos dicen que tenemos que salir, porque el dueño necesita soltar el ganado. Imagínate en qué forma esta situación le baja la moral a un jugador que quiere jugar y ganar para su país”, indicó Cabrera.

Víctor Olivo, dirigente comunitario del Hoyo de Friusa, asegura que “la única cancha multiuso con que cuenta Bávaro y que presentan condiciones aceptables fue la construida por la empresa privada (GRUPOPUNTACANA) y donada a la comunidad”. Olivo dijo que agradecen al presidente de esta empresa, Frank Rainieri, por la construcción del Centro Comunitario del Hoyo de Friusa, que incluyó dicha cancha.

“También le hacemos el llamado a las autoridades locales, provinciales o al Ministerio de Deportes, que nos colaboren con verdaderos entrenadores deportivos y con la utilería para las prácticas de la gran cantidad de jugadores que asisten a diario a nuestras instalaciones”, afirmó Olivo.

IMPACTO EN RENDIMIENTO

Felipe Rivero, residente y jugador de baloncesto de Cristinita dijo que cuando hay un espacio físico no adecuado, el atleta no rinde. “Aquí no hay canchas para prácticas; los pocos play que hay no presentan las mejores condiciones, por lo tanto los muchachos no están en las mejores condiciones”, considera Felipe Rivero.

Agrega que “¿Cómo rinde un atleta con media hora de práctica?, porque por la gran cantidad de atletas que hay y practican en la cancha de Lotificación Verón, si van a hacer 10 tiros libres sólo pueden hacer tres, porque hay muchos jugadores que requieren hacer las prácticas de tiros y un atleta necesita perfeccionar los mismos”.

En la consulta realizada al director distrital Ramón Ramírez para este medio, para hablar sobre los avances y el futuro de nuevas instalaciones deportivas en la zona, indicó que tienen proyectado la construcción de cuatro nuevas canchas multiusos para diferentes sectores, así como la cancha de fútbol 11 y un nuevo play municipal en el sector cercano a Samaritano II.

Añadió que las nuevas construcciones se han retrasado porque los ingresos económicos obtenidos en su gestión no han sido los esperados. Adelantó que estas obras se harán a medida que entren los recursos, y como lo exige la Ley de Compras y Contrataciones de Bienes, Servicios, Obras y Concesiones (340-06).

Con respecto al anunciado polideportivo para la zona, Ramírez afirmó que las conversaciones están adelantadas con un grupo empresarial “muy grande” de la zona, y por el aporte del Gobierno para el inicio de la obra, ya que afirma no cuentan con la alta suma de dinero para su construcción.