RINCÓN HISTÓRICO / ¿Por qué odas?

 

Antonio Cedeño (Macho).

[email protected]

La tragedia familiar de 1916, en principio se trataba de mis abuelos. Pero 19 años más tarde, la unión de mi padre y de mi madre, por absorción, resulta que Delio Cedeño, se convierte en mi tío muerto, y Nana nieta del patriota febrerista Modesto Arévalo Cedeño, tía y madre de crianza de mi padre. ¿Por qué en versos? Porque cuando leí La Gatomaquía, de Lope de Vega, me propuse recoger en versos los acontecimientos de mi pueblo que estuvieran más cónsonos con mi forma de captación y expresión del pensamiento. Nuevas Odas Elementales, de Pablo Neruda, me insinuaron a hacerlo sobre la parte histórica. Odas, querellas, estrellas, de Rubén Darío, me decidieron. Son estas las odas querellas, más bellas: higüeyanas, yumeras, indígenas de esos asuntos diversos, y diferentes formas y tonos. Los Toreros de la Virgen: una hermandad de carácter religioso; de hombres dedicados a recoger los toros donados por ganaderosde diferentes hatos de la región Oriental; como Margarito Jiménez, padre de Isabel Jiménez, abuelo de los doctores Víctor Livio, Miguel Ángel, Manuel Aquiles (Pitico); Carmen Dionisia y Emma Idaliza Cedeño Jiménez; fue uno de sus comisarios más brillantes. Así como la lucha viril de estos hombres por hacer posible tan noble tarea. Hemos recogido sus tonadas que enriquecer el acervo cultural regional, con los cánticos del romancero español; y sus arreglos y metáforas de las ritmas en las coplas, hacen trascender el amor que flota en sus corazones a la madre María y a sus seres amados.

Por eso estos versos, estimulados por el poeta Víctor Villegas, que al presentarle el proyecto me instó a continuar escribiendo.