MI OPINIÓN / Mil años serían pocos

Leonardo S. Palacio.

Leonardo S. Palacio / [email protected]

El pueblo está indignado con el asesinato de Emely, yo también lo estoy; incluso, soy de los que piensa que mil años fuera poco, o que todos los que participaron deben ser condenados a tal cantidad de tiempo, pero no, no funciona de esa manera.
Como padre, pienso que la muerte para los inculpados sería poco; sin embargo, como ya pasó el tiempo de “diente por diente y ojo por ojo”, debemos poner los pies sobre la tierra y enfocarnos en nuestro sistema de derecho y en las leyes que rigen y castigan los delitos.
Los ciudadanos hacen comentarios en lo que se debe hacer en cuanto a la participación y la condena de la madre del primer imputado; sin embargo, siempre y cuando esa imputada no haya participado en el asesinato de Emely, legalmente poca cosa podrá pasar con ella; vale recordar que existe una gran diferencia entre la participación de un asesinato y el ocultamiento de un cadáver.
Además, debemos hacer la diferencia, que por el hecho de usted esconder un cadáver, “dije un cadáver”, no se le puede involucrar con la participación del asesinato, usted ocultó un cadáver de un individuo que ya lo habían asesinado, lo que claramente nos deja dicho que su involucramiento será por haber escondido un cadáver, no por la participación de un asesinato.
El artículo 359 del Código Penal de la República Dominicana, establece que: el que, ocultare o encubriere el cadáver de una persona asesinada o muerta a consecuencia de golpes o heridas, será castigado con prisión correccional de seis meses a dos años, y multa de veinte a doscientos pesos: sin perjuicio de penas más graves si resultare cómplice del delito.