“Hasta que no hablemos de masculinismo, reproduciremos más violencia hacia la mujer”

Verón. En los últimos días, el tema de los feminicidios ha estado en la palestra pública, después de que se divulgara uno de los casos que más consternó al país, el de la adolescente Emely Peguero, pero pocas veces se resaltan los factores que causan esta problemática.

Una de las principales causas de los feminicidios, es la forma del sistema social machista de la República Dominicana, donde se educan a los niños para que no sean sensibles, a no llorar, a inhibir el dolor, y a expresar sus emociones a través de la ira, por lo que traducen la violencia como una señal de hombría que obedece a lo que aprendieron. Así lo afirma la educadora sexual, Elaine Feliz.

“Una causa de esta problemática es la falta de una educación para la masculinidad, que le enseñe a los hombres que el cuerpo de las mujeres no les pertenece y que no somos muñecas inflables”, indicó Feliz.

La también conferencista y productora de televisión señaló la relevancia de tratar el tema del masculinismo, así como de la educación a ambos sexos para promover la no violencia, ya que la sociedad sólo invierte en empoderar a las mujeres para que se desarrollen y para que aprendan a darse el valor que tienen, pero no se invitan a los hombres a esa conversación de empoderamiento, por lo que cuando las mujeres socializan con estos no entienden su nueva actitud y las agreden.

“No han atacado la base del problema; no han trabajado con los hombres; no existen políticas públicas para educar la masculinidad desde el sistema educativo; desde la familia. No existe una intención política para desmontar el machismo, porque el sistema político lo es”, dijo Elaine Feliz.

Asimismo, resaltó la importancia de tomar la iniciativa para la creación de un ministerio del hombre, así como existe uno de la mujer, desde donde se creen políticas que concienticen y eduquen a los hombres para hacer una sociedad más equitativa.

Así como también, la difusión de las casas albergues para las mujeres agredidas, ya que muchas no saben que existen, lo que limita la eficacia y resultados de esta iniciativa. Por otro lado, la educadora sexual detalló el ciclo de la violencia, el cual es muy frecuente en el país, donde las víctimas denuncian a su agresor, pero luego retiran la querella, debido a que esta no tiene las herramientas emocionales para salir de la relación, ya que el maltratador la minimiza, la aísla de su red de apoyo, de su familia y la hace dependiente de él.

La víctima entiende que el agresor va a cambiar o que debe permanecer en la relación porque es lo que merece, esta amerita de ayuda profesional para poder salir de este ciclo, porque sola no puede.

Ilquis Alcántara/ Especial para BávaroNews