Monseñor Benito Ángeles: “La juventud no está perdida, como se suele decir”

Bávaro. No es un secreto a voces que en los actos delincuenciales que se registran en la República Dominicana, en su mayoría envuelven a la juventud, pero eso no significa que todo esté perdido, porque todavía hay jóvenes que sí se preocupan por su futuro y están fundamentados en valores.

Así lo plantea monseñor Benito Ángeles Fernández, obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Santo Domingo, quien expresó que hay jóvenes conscientes de que deben enfrentar el desafío de la época, y al mismo tiempo ser hombres preparados, útiles, capacitados, y que en el mañana pueden construir familias armónicas.

Al participar como invitado especial en el Segundo Encuentro Pan y Vino, organizado por la Hermandad de Emaús de Verón-Bávaro-Punta, a beneficio de la terminación de la parroquia Nuestra Señora del Pilar, Benito Ángeles reconoció que aparecen casos de jóvenes que en vez de estar estudiando y preparándose están envueltos en expresiones de violencias, que no se corresponden con la felicidad y la búsqueda de realización.

Hermandad de Hemaús
Hermandad de Hemaús

“Esos jóvenes también se dan cuenta que ellos tienen que transformar sus vidas para la realización de su existencias”, dijo. Sobre el desacuerdo que hay entre los padres y los hijos, dijo que esto es parte de la época de la “fenomenología de la desarticulación”, que tiene que ver con que los padres reconozcan que hay un tiempo de cambio, siendo los hijos los que más experimentan esta realidad.

“En ese cambio de época, los padres deben caminar junto a los hijos”, expresó Benito Ángeles Fernández. En la conferencia basada en la familia, realizada en el hotel Iberostar, donde decenas de familias se dieron cita, el también catedrático universitario recibió de parte de Ramón Ramírez, director municipal, y otros vocales, el reconocimiento como “Hijo Distinguido” de Verón-Punta Cana.

Por su parte, monseñor Gregorio Nicanor Peña Rodríguez, obispo de la Diócesis de Nuestra Señora de la Altagracia, llamó a que los padres se empoderen en la educación de sus hijos y los eduquen en valores. “El problema que tenemos hoy, es que hay jóvenes que no vienen de familia, y otros que vienen de familia, que no se preocupan por inculcar valores en sus hijos”, indicó Peña Rodríguez.

El obispo indicó que hoy se necesita educar a los hijos en valores cívicos, en el respeto a la vida, al hermano, a lo ajeno y al orden institucional. Los dos obispos felicitaron a la Hermandad de Emaús, por la “hermosa actividad que organizaron”, en beneficio de la parroquia y aplaudieron la elección del tema sobre la familia, por la necesidad que tiene la sociedad.