Efectos del huracán María en Bávaro

Los fenómenos naturales también azotan la economía de actividades ligadas al turismo

Efectos del huracán María en Bávaro
Efectos del huracán María en Bávaro

PUNTA CANA. Cada vez que las autoridades meteorológicas informan que un mal tiempo afectará la región Este, principalmente a las zonas turísticas de Bávaro, Punta Cana y la Isla Saona, esto se convierte en un dolor de cabeza para los cientos de personas que viven del negocio de las excursiones y otras actividades ligadas a la industria turística.

Lo peor del caso, es que quienes viven de este negocio no pueden hacer nada cuando la furia de la madre naturaleza ataca, sino sólo acatar el llamado de los organicismos de seguridad, recoger sus equipos y tomar las medidas para evitar ser considerablemente afectados.

Por segunda vez en menos de 15 días, las excursiones turísticas, una actividad que mueve millones de pesos cada día y emplea, directa e indirectamente, a cientos de personas, fueron amenazadas por los huracanes Irma y María, siendo este último el que generó más daños, destruyendo a alrededor de 12 barcos de excursiones de diferentes compañías.

‘También, daños en las tiendas y restaurantes ubicados en el sector El Cortecito, de Bávaro, así como la paralización total del comercio turístico. Todo esto, a pesar de que este fenómeno natural no pasó por esta zona turística con la fuerza que se esperaba.

La cantidad de personas que viven de las excursiones, van desde el fotógrafo o paparazzi; el animador que pone el ambiente; el representante del tour operador que vende la excursión al turista; el chofer que transporta los turistas desde el hotel hasta la playa y viceversa; el guía, hasta el capitán que conduce el barco. Los bolsillos de todas estas personas enflaquecieron durante aproximadamente diez días.

En el 2016, las estadísticas del Banco Central de la República Dominicana (BCRD) mostraron que los turistas en promedio permanecen en el país 8.54 días, los cuales se dividen en la estadía en el hotel y en excursiones. Y cada extranjero no residente gasta US$130.66 cada día, según los datos oficiales.

El huracán María hizo daños a embarcaciones
El huracán María hizo daños a embarcaciones

Sin embargo, para que el país pueda obtener resultados de estas cifras, el turista debe interactuar con el entorno fuera del hotel, donde se generan esos gastos, en compra en tiendas y excursiones. Uno de los afectados es Fernando Sánchez, gerente y propietario de Hispaniola Acuatic Adventures, una empresa que brinda servicios de excursiones en la playa de Bibijagua, en Bávaro.

Sánchez sostiene que estos dos fenómenos naturales han tenido un impacto negativo en este negocio, debido a que desde el lunes 18 de septiembre hasta el lunes 25, tuvieron que paralizar las excursiones, provocando que dejaran de percibir dinero, y más ahora, que hay menos turistas por la temporada baja.

Como medida, Sánchez indicó que tuvieron que desmontar la sala de espera, los almacenes, y llevaron los siete catamaranes a la marina de Cap Cana, cuyo costo por protegerlos fue de US$3,000, por una semana. Cada vez que viene un fenómeno, los gastos pueden ser de hasta US$10,000, según indicó el ejecutivo, y no reciben ingresos, porque las operaciones se paralizan todas.

Otra preocupación para este empresario del turismo es la desinformación que se genera cuando pasan estos fenómenos. Por ejemplo, su familia en España estaba preocupada por él, debido a que en Europa pensaron que República Dominicana se había ido “a pedazos” con el azote de estos huracanes, según reportaron medios internacionales.

Fernando Sánchez, gerente de Hispaniola Acuatic Adventures

“Eso retrasa la llegada de turistas al país”, reconoce Sánchez, quien, además, envía un mensaje personal de que “cada año vamos a tener que prepararnos más para este tipo de fenómenos, debido al calentamiento global y el Océano Atlántico, que ha subido dos grados en los últimos años”.

Hispaniola Adventure tomó las medidas de lugar y evitó gastos mayores, pero algunas empresas similares no acataron el llamado de las autoridades y varios de sus barcos sufrieron daños. Tal fue el caso de Ocean Adventures Punta Cana, que varios de sus catamaranes fueron dañados por los vientos y fuertes oleajes de María, según informaciones obtenidas por BávaroNews. Otro de los sectores vinculados a las excursiones y que resultó afectado fue el transporte de turistas, cuyos ingresos generan cada día alrededor de RD$4, 000,000, solamente en Bávaro y Punta Cana.

Los datos aportados por Tusides Santana, secretario general de la Asociación Dominicana de Transporte Turístico de Bávaro y Punta Cana (Adotratur), un gremio que reúne más de mil unidades de transportes en este distrito municipal, indican que de este negocio viven alrededor de 2,000 padres de familias, a quienes les afecta sus bolsillos cada vez que se detienen los servicios por malos tiempos atmosféricos.  “Cada vez que se paralizan las excursiones, afecta a cada miembro y a la familia”, expresa Santana.

ISLA SAONA, 10 DÍAS SIN EXCURSIONES

Otro de los grupos vinculados a la actividad turística y que resultaron afectados directamente, son los guías turísticos, que son los encargados de explicar la historia, tradición y costumbres de nuestro país a los excursionistas. Estos profesionales del idioma que se dedican a esta actividad, la mayoría cobra por tarifas fijas, y no por salarios.

Es decir, si no trabajan no cobran. Cada día, alrededor de 2,500 turistas visitan, a través de 20 empresas tours operadoras, a la Isla Saona, una de las excursiones más populares que tiene el país. Bávaro y Punta Cana son los polos que más turistas aportan a ese pasadía. Cada grupo de turistas debe tener asignado un guía, como lo expresan los reglamentos del Ministerio de Turismo.

Para cuidar el bienestar de los vacacionistas durante la excursión, se involucran bartenders, bailarines, empresas suplidoras de alimentos y bebidas, masajistas, choferes, entre otros. Todo eso conlleva el movimiento de RD$2.5 millones cada día.

Huracán María dañó este barco de excursiones en Bávaro
Huracán María dañó este barco de excursiones en Bávaro

Cifras manejadas por la Asociación de Guías Turísticos de la República Dominicana (Asoguiturd) indican que cada día hacia la Isla Saona, caracterizado por una piscina natural y payas cristalinas, salen alrededor de 65 excursiones, quienes pagan una tarifa de US$110 dólares a los guías, dinero que se no generó porque madre naturaleza no lo permitió.

En La Altagracia, Asoguiturd tiene cerca de 140 guías afiliados: 65 en la filiar de Bávaro y Punta Cana, y 75 en la de Higüey, La Romana y Bayahibe. Y cada vez que hay mal tiempo, no hay dinero, según reitera De los Santos. Fernando de los Santos, expresidente de Asoguiturd, agrega que sí se le agrega un idioma una excursión, el guía cobra un porcentaje extra de la misma.

Manifiesta que eso sin cortar los pasadías hacia la Isla Catalina, Santo Domingo, los safaris, voceos, Samaná, Loma Redonda, zipline, entre otras.