Los boleritos son los niños que recogen las pelotas en la cancha de tenis

Los Boleritos: Recogiendo pelotas para alcanzar un sueño

Verón. República Dominicana es un país donde la mayoría de los jóvenes ponen sus esperanzas en el deporte, principalmente en el béisbol, como principal fuente de superación personal y escape de la pobreza, por lo que desde temprana edad practican sin parar hasta convertirse en grandes jugadores profesionales.

Debido a eso, más de 90 peloteros procedentes de Quisqueya forman parte de los 30 equipos en la Mayor League Baseball (MLB). No obstante, también existen otros deportes a parte de “la pelota”, como es el tenis, en que los jóvenes inician desde temprana edad como boleros que recogen las pelotas en las canchas, hasta convertirse en entrenadores o jugadores que pueden vivir dignamente, gracias a sus años de esfuerzo.

Félix de los Santos, exbolerito y actual director del
Oscar de la Renta Tennis Club.

Cuando inicié en el mundo del tenis, yo tenía 12 años y trabajaba haciendo esculturas de hierro en la Romana. Todos los días veía como unos niños, siempre vestidos en conjuntos deportivos blancos pasaban frente donde yo trabajaba, ellos eran boleritos de tenis y me di cuenta de que ellos en una hora recogiendo pelotas, ganaban más de lo que yo ganaba en una semana haciendo esculturas de hierro”, relató Félix de los Santos, quien actualmente es el director deportivo del Oscar de la Renta Tenis Club, del complejo Punta Cana Resort & Club.

De los Santos explicó que, en ese tiempo, como bolerito se ganaba cerca de $1 dólar por hora recogiendo las pelotas en la Terraza de Tennis La Romana, y siempre que pudo pedía permisos para poder entrenar. Y así, a sus 22 años, pudo representar al país en copas internacionales, siempre teniendo la meta de convertirse en un buen tenista.

“Imagínate, yo vengo de una familia muy humilde; yo dormía con mi hermano en una cama de cartón, y tuve que iniciar a trabajar desde muy temprana edad”, dijo De los Santos.

Agregó que “yo ahora puedo decir que no soy millonario, pero a pesar de todos los obstáculos que me ha presentado la vida; hoy puedo decir que gracias al tenis puedo vivir dignamente y tengo muchas relaciones sanas e importantes”.

Raymer Gúzman y Jerry Zorrilla pertenecen al grupo de entrenadores del Oscar de la Renta Tennis Club.

El tenis es un deporte que no es tan asequible para todos, debido a que a diferencia del; beisbol, el baloncesto y el voleibol, que son los tres deportes más populares de República Dominicana, su equipamiento es muy caro. Por ejemplo, para jugar baloncesto se necesita un balón que cueste alrededor de RD$1,500 pesos y una cancha con dos aros, los cuáles básicamente se construyen en casi todas las comunidades, y más de 10 personas pueden jugar al mismo tiempo.

Lo mismo con el voleibol, una malla y una pelota. El béisbol, los niños pueden jugarlo hasta en el patio de sus casas, en la calle o en un estadio, siempre que tengan una pelota y un bate para todos y el mejor de los casos, un guante para cada quien, por lo que estos deportes son muy asequibles tanto para pobres como para ricos.

No obstante, en caso del tenis, la cancha para jugar tiene un costo mínimo de RD$150,000 pesos, en las que, por juego, como máximo pueden jugar cuatro personas, y cada uno de ellos debe contar con una raqueta que tiene un valor promedio de RD$ 2,000 pesos.

Esto, si se quiere una con una calidad más o menos buena y no se hable de aquellas de marcas prestigiosas que tienen costos que ascienden los RD$ 12,000 pesos. El set de tres pelotas de tenis tiene un costo mínimo de RD$300 pesos, que, dependiendo de la intensidad de juego de cada jugador, muchas veces tienen que cambiarla cada semana para tener un juego óptimo sin ver afectada la habilidad de cada uno por culpa de la pelota.

“Muchas veces se puede pensar que es un deporte que no puede jugar todo el mundo, pero siempre que exista ese deseo por jugar y por superarse, se puede lograr”, dijo De los Santos, quien también explicó que él siempre busca darles facilidades a todos los niños para que puedan superarse jugando al tenis.

Jean Garrido /[email protected]