La infertilidad tiene remedio, pero se requiere información

HIGÜEY. En los últimos años es común escuchar que las parejas tienen dificultad para tener hijos, situación que se le atribuía únicamente a la mujer, pero los avances en la medicina han permitido que la población obtenga información sobre esta condición, rompiendo así los tabúes que existían sobre ese tema y entendiendo la sociedad que es una enfermedad de la pareja.

El ginecólogo obstetra y especialista en Infertilidad y Reproducción Humana Asistida, Rabassa Fernández, en la clínica doctor Reyes, especifica que la infertilidad es la incapacidad de una pareja de tener hijos, luego de un año de relación sexual frecuente sin protección, es decir, sin utilizar métodos anticonceptivos.

Indicó que las causas son variadas, entre ellas que el 50 % puede ser por factores que afectan a la mujer y el otro 50% a factores masculinos, como son la obesidad y el tabaquismo. En el caso de la mujer, ovarios poliquísticos, la endometriosis varicoceles, enfermedad propia del hombre y la edad, ya que las parejas deciden convertirse en padres en edades más avanzadas utilizando anticonceptivos, sin la supervisión de un médico que le oriente.

Manifestó que la infertilidad es capaz de producir serios daños al bienestar de las personas, provocando efectos en la salud física, mental, emocional, psicológica, social y hasta religiosa a quienes la sufren. La pareja con problemas de fertilidad tiende a aislarse, pues le llega un momento en que no tolera tratar el tema con amigos o familiares, sufren de depresión, siente miedo y culpa.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la infertilidad afecta al 20% de las parejas a nivel mundial en edad reproductiva. Y en sus consultas es notorio el problema, ya que de cada 10 personas dos asisten en busca de solución. Recomienda a las parejas informarse, ya que existen médicos especializados en infertilidad y reproducción humana asistida, que le pueden brindar solución a su problema.

De igual manera, dijo que existen dos tratamientos efectivos que permiten a las parejas cumplir sus sueños. El primero es el método asistido de baja complejidad y el método asistido de alta complejidad, donde también está presente la fecundación in vitro. Sostuvo que lo prudente es que los afectados visiten un médico con los conocimientos en el tema, para que mediante las pruebas de lugar le indique el tratamiento correspondiente, ya que todos los casos no son iguales.

Por Yeimy Puello /[email protected]